Umbro revoluciona el fútbol en Brasil con su acuerdo con Gremio
  • La compañía, ex de Nike, abonará un plus a Gremio, uno de los clubes a los que equipa en el fútbol brasileño, para garantizarse la ausencia de sponsors en la parte superior posterior de su camiseta




La firma británica Umbro, que hace ahora algo más de tres años abandonó el paraguas de Nike tras ser vendida por la misma a la firma Iconix Brand, tiene desde entonces entre sus grandes objetivos volver a llamar la atención dentro del mundo del fútbol, para lo cual ha puesto en marcha desde hace ya algún tiempo un estudiado plan de marketing con el que volver a acaparar parte de la atención mediática que en su día tuvo en torno a ella dentro de un mercado tan sumamente complicado y competitivo como es el del fútbol. Acciones como la puesta en marcha en el fútbol brasileño, que muchos consideran revolucionaria demuestran que la compañía regresa a la competición apostando fuerte por conseguir volver por sus fueros.

Umbro revoluciona el fútbol en Brasil con su acuerdo con Gremio



Si hay un fútbol donde el patrocinio comercial de la camiseta de sus clubes ha superado, desde hace tiempo, toda lógica empresarial desde el punto de vista del marketing deportivo, ese no es otro que el brasileño. Con unas camisetas oficiales de los clubes que integran dicho fútbol que, en opinión de muchos, más parecen camisetas de balonmano por la cantidad de sponsors que asoman en la misma, la iniciativa puesta en marcha por Umbro y conocida en los últimos días no ha pasado desapercibida para nadie.

Así, según ha podido conocer Marketing Deportivo MD, la compañía británica ha introducido una pequeña cláusula en su contrato con Gremio por la cual se compromote a resarcir económicamente al club a cambio de que este mantenga impoluta de otras marcas comerciales la parte posterior trasera de la camiseta, un espacio sumamente atractivo para las compañías y que Umbro se ha asegurado por contrato.

adidas y los All Blacks


Con ello, Umbro pretende conseguir dos importantes objetivos: el primero de ello, tratar de destacar su propia marca en el complicado entramado de nombres, logos y marcas comerciales que, por centímetro cuadrado, inundan las camisetas del fútbol de aquel país. Por otro lado, intentar hacer un importante guiño al aficionado brasileño, hastiado hasta la saciedad de camisetas que más parecen secciones de anuncios de los periódicos que elásticas de fútbol.

La iniciativa puesta en marcha por Umbro no es nueva en el mundo del deporte, aunque sí probablemente en el mundo del fútbol. Hace tan sólo unos años, en el 2012, una de las selecciones más valoradas del mundo del rugby, los All Blacks, anunciaban la llegada al frontal de la camisetas, por primera vez en su historia, de publicidad procedente de una firma aseguradora norteamericana, el grupo AIG, un acuerdo que se fraguó a golpe de talonario y al que se opuso con rotundidad la marca alemana adidas, sponsor técnico de los All Blacks, que desde ese instante dejó de abonar el plus que pagaba a la Federación Neozelandesa de Rugby por mantener impoluta de patrocinadores oficiales la elástica de una de las selecciones más mediáticas del mundo.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top