Primeros problemas en la publicidad de la NBA
  • Apenas una semana después de anunciarse la llegada de la publicidad a las camisetas de la NBA comienzan a aparecer las primeras dudas en torno a la oportunidad de contar con esta nueva vía de explotación comercial ante las consecuencias que su implantación podría tener




Hace tan sólo una semana la NBA reclamaba para sí la atención mediática dentro de la industria del deporte al anunciar el acuerdo alcanzado por los propietarios de las franquicias de la mejor liga de baloncesto del mundo de dar el visto bueno a la llegada de la publicidad a las camisetas de los 30 equipos a partir del año 2017 en un proyecto de tres años que valoraría la oportunidad de contar con un sponsor en dichas camisetas. Hoy, apenas siete días después, comienzan a vislumbrarse los primeros problemas que pueden surgir en el proyecto.

Publicidad en las camisetas



El acuerdo alcanzado hace apenas siete días por los 30 dueños de las franquicias de la NBA para dar cabida a un pequeño parche de apenas 6,5 centímetros cuadrados en la camiseta de sus equipos destinado a la publicidad no deja de tener reacciones.

La alianza pactada, un proyecto de tres años de duración donde se estudiará la repercusión, positiva o negativa, que dicha apertura al mundo del marketing pretende llevar a cabo la NBA, supondrá la llegada de alrededor de 100 millones de dólares anuales a la organización en concepto de publicidad.

Primeros problemas en la publicidad de la NBA


Pero dicho acuerdo, que nada más alcanzarse comenzó a ser celebrado prácticamente por todas las partes implicadas en el mismo, ya ha comenzado a generar las primeras voces discordantes en torno al mismo y procedentes de uno de los en principio sectores más afectados.

Así, las grandes estrellas de la NBA han comenzado a ver en peligro sus sustanciosos acuerdos comerciales con las firmas que les patrocinan, unas marcas que han advertido de la necesidad de revisar los contratos con esas estrellas del deporte una vez confirmados los nuevos patrocinadores de dichas franquicias.

El aviso no es ni mucho menos un asunto baladí. Expertos del sector consideran que Pepsi, por ejemplo, podría tener sus dudas a la hora de continuar su alianza con estrellas del baloncesto norteamericano si Coca Cola apareciera en la camiseta de la franquicia para la que juega ese jugador.

Y como el ejemplo de Pepsi, muchos más podrían ponerse sobre la mesa. El asunto es un tema harto complicado que ha hecho aflorar las primeras dudas acerca de la oportunidad o no de continuar adelante con el paso dado.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top