Piden a Nike que rompa con el polémico Donald Trump

  • Una organización ha comenzado una campaña para exigir a Nike que rompa los vínculos y relaciones comerciales que mantiene con el multimillonario norteamericano algo que en la compañía han comenzado a valorar muy minuciosamente la conveniencia o no de hacerlo




La firma norteamericana Nike está a punto de enfrentarse a una de sus peores y más difíciles crisis de reputación en la que puede verse inmersa en los últimos años con claros tintes políticos si no es capaz de sofocar el incendio que está comenzando a producirse en pleno corazón de los Estados Unidos y que tiene en el polémico candidato a la presidencia del país más importante del mundo, Donald Trump, como principal protagonista.

Piden a Nike que rompa con el polémico Donald Trump



Miles de personas en los Estados Unidos han firmado ya una de las propuestas que ha comenzado a circular por las redes sociales y en las que se pide a la firma norteamericana que rompa de una vez por todas los vínculos que unen a la compañía con el polémico candidato presidencial, Donald Trump, eje de múltiples polémicas desde que arrancó la campaña preelectoral por la presidencia de los Estados Unidos en el país nortamericano.

Así, una organización ha realizado una propuesta para la cual se llevan recogidas ya miles de firmas, hasta alcanzar el número de 34.000, con el único objetivo de pedir a Nike que rompa los lazos, empresariales, que tiene con el magnate multimillonario norteamericano, envuelto en la polémica desde prácticamente el inicio de la carrera electoral.

El "casero" de Nike



Para aquel seguidor de Marketing Deportivo MD que aún no haya logrado identificar la relación que une a la firma norteamericana con el polémico multimillonario, Donald Trump es el propietario del edificio donde se encuentra ubicada la NikeTown de la compañía en pleno centro de Nueva York, la flagship store, la tienda insignia de la compañía en la ciudad neoyorquina.

El contrato de alquiler de la marca con el multimillonario acaba, precisamente, ahora en el año 2017 y por tal motivo se ha organizado toda una campaña para exigir a Nike la ruptura de la alianza con Trump, lo que implicaría el traslado de la cadena referencia de la marca en la ciudad de Nueva York hasta otra ubicación, con todo lo que eso conlleva. La marca se enfrenta de esto modo a una importante crisis de reputación en ciernes. El no hacer caso a la demanda que piden miles de personas puede acarrearle un importante daño a su imagen como marca pero el transigir con la petición puede generar un coste eoconómico importante además de logístico y de estrategia de marketing que en la compañía valoran y mucho si deben asumir.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top