Pacquiao indigesta a Nike
  • El boxeador pretende seguir luciendo botas de boxeo Nike en su vuelta a los rings el próximo 09 de abril, algo que no ha llegado a gustar especialmente a la firma norteamericana, muy interesada en disolver la asociación con el púgil cuanto antes después de romperla contractualmente el pasado mes de febrero




En la multinacional norteamericana Nike comienzan a pensar muy seriamente que la actitud de Many Pacquiao con respecto a la marca, a la que estuvo unido durante años, no es más que un intento del boxeador filipino de devolver el duro golpe que para el mismo supuso la ruptura de su alianza después de las ofensivas declaraciones hechas por el púgil con respecto a la comunidad LGBT.

Adiós a Nike



El pasado mes de Febrero, la firma estadounidense ponía fin a su relación con uno de los púgiles más importantes y mediáticos a nivel mundial, el boxeador filipino Many Pacquiao después de las declaraciones realizadas por éste en las que catalogaba a los homosexuales como seres "peores que los animales".

Así, después de unos días de análisis, la primera que decidió dar por finalizada la relación que le vinculaba con Many Pacquiao no fue otra que la multinacional norteamericana Nike, que emitió un duro comunicado en el que criticaba la postura de su hasta entonces embajador y anunciaba la ruptura definitiva de relaciones amparándose en una conducta rechazada desde la compañía, poniendo fin así a una vinculación que se inició en el año 2006 y que dejó en las arcas del boxeador millones de dólares a cambio de esa representación. Sólo en el último año se estima que el boxeador se embolsó de Nike más de 1 millón de dólares en concepto de comisiones por ventas a lo que habría que añadir el importe anual de su relación con la firma.

Pacquiao indigesta a Nike


Pero si duro fue el golpe para el filipino, económicamente hablando, no menos duro lo fue a nivel de imagen. La ruptura de Nike supuso un importante golpe al mentón de la marca Pacquiao que se vería enormemente afectada no sólo ya por las declaraciones sino por el complicado y peligroso sendero que había abierto la firma del swoosh y que podía convertirse en la senda a seguir por otros muchos patrocinadores oficiales del boxeador.

Ahora, casi dos meses después, en Nike temen que el deportista filipino esté devolviendo el golpe a la marca norteamericana de la misma manera: tratando de evitar que entre los aficionados la disolución de dicha relación sea evidente. Así, Pacquiao ha manifestado que seguirá utilizando botas Nike en su próximo duelo el 09 de abril ante Timothy Bradley en la que podría ser la última pelea del boxeador filipino amparándose en que sólo se siente cómodo boxeando con dicha marca.

Lejos de ser considerado como un halago, en Nike comienzan a pensar que dicha actitud no es más que un intento por parte del boxeador y su entorno de devolver el duro golpe que supuso la ruptura a la propia firma, que trata por todos los medios de desvincularse del boxeador ante el interés que la marca tiene por el atractivo mercado que supone la comunidad LGBT, que mueve millones de dólares al año, algo difícil de conseguir con dicha actitud.

Recordemos que a Pacquiao se le ha podido ver desde entonces luciendo prendas Under Armour lo que podría dar lugar a pensar que el boxeador estaría cerca de alcanzar un importante acuerdo con la firma de Baltimore. De hecho, durante sus entrenamientos para dicho combate del próximo 09 de abril se le puede ver con camisetas Under Armour, lo que lleva a Nike a pensar, todavía más, que todo no es más que una estrategia para lograr la no disolución en el imaginario colectivo de la vinculación entre las partes con el riesgo que ello puede conllevar para la marca de Oregon.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top