Nike ganó el clásico
  • La multinacional norteamericana logró acaparar el protagonismo del encuentro por la confluencia de varios factores que le permitieron lograr imponerse a su gran rival adidas en uno de los encuentros más mediáticos y que mayor expectación levantan a nivel mundial




La disputa el pasado sábado del Barcelona - Real Madrid fue mucho más que un simple partido de fútbol. El mismo se convirtió en el centro de atención de toda la actualidad futbolística a nivel mundial, lo que supone, evidentemente, un importante plus añadido para el mismo en su relación con las firmas y marcas comerciales participantes de manera directa o indirecta en el mismo. adidas y Nike fueron dos de esas compañías que también libraron su particular batalla en el coliseum azulgrana.

Nike ganó el clásico



El partido se antojaba equilibrado y no sólo desde el punto de vista deportivo. A nivel extradeportivo, desde una visión mucho más comercial, las dos grandes firmas de ropa deportiva del mundo presentaban una paridad casi absoluta antes incluso de disputarse el encuentro.

Cada una de las marcas era la encargada de equipar a uno de los dos contendientes, Nike al FC Barcelona y adidas al Real Madrid, mientras que en lo referente a los jugadores que conforman las plantillas de ambas entidades, la igualdad es también la nota predominante: adidas tiene 21 jugadores por 23 los que tiene Nike.

Sin embargo, esa igualdad tan sólo necesitaba de un par de detalles que hicieran que el duelo se decantase hacia uno u otro lado. Y esos detalles llegaron en forma de goles. Así, Nike obtuvo su recompensa con el gol de Piqué, uno de sus principales embajadores al que contrarrestó adidas con el tanto del empate de Benzemá. Sin embargo, el gol decisivo llegó de la mano del principal embajador de la firma norteamericana en el mundo del fútbol, el portugués Cristiano Ronaldo que decantó de ese modo no sólamente el partido para su equipo sino también para la marca que le paga.

La espina de Keylor Navas



No obstante, la felicidad no pudo ser completa en la marca estadounidense. La excepcional actuación de la que hizo gala a lo largo de todo el encuentro el guardameta del Real Madrid, el costarricense Keylor Navas, vino a ensombrecer en cierto modo el triunfo de Nike, que revivió su particular caso Stephen Curry dentro del mundo del baloncesto trasladado, en esta ocasión, al fútbol.

Recordemos que Keylor Navas era uno de los principales embajadores de la compañía hasta hace poco tiempo cuando su gran rival adidas vio en él al sustituto ideal para ocupar el hueco dejado en el club blanco por la salida de Iker Casillas en una de las porterías más mediáticas y con mayor repercusión del mundo.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top