Messi compró una offshore en Panamá tras ser pillado por Hacienda
  • El internacional argentino y su progenitor no habrían dejado transcurrir ni tan siquiera 24 horas desde que la fiscalía de delitos económicos española le acusara de fraude fiscal para montar un segundo entramado en Panamá, paraíso fiscal, que permitiera al argentino continuar camuflando los ingresos percibidos por derechos de imagen y evitar de este modo el pago de impuestos




Los papeles de Panamá. Así se llama el informe publicado en varios medios por el Consorcio de Periodistas de Investigación en el que se pone de manifiesto la enorme trama de fraude fiscal a través de sociedades interpuestas que grandes personalidades de la sociedad mundial han estado ejecutando desde hace años y entre las que se encuentran varias estrellas  del mundo del deporte, entre ellas, otra vez, el internacional argentino Leo Messi.

Otra trama



De acuerdo con la investigación, publicada por El Confidencial y La Sexta, el internacional argentino estableció junto con su padre una nueva sociedad en Panamá, recordémoslo, uno de los paraísos fiscales por excelencia, cuando la Hacienda española le acusaba de haber cometido fraude fiscal contra la misma.

Así, el internacional argentino estableció junto con su progenitor una nueva red de fraude fiscal, siempre según dicha información, el 13 de junio de 2013, apenas un día después de que la Fiscalía de Delitos Económicos española le acusara de haber evadido más de 4 millones de euros en impuestos, según la investigación ahora publicada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

Messi compró una offshore en Panamá tras ser pillado por Hacienda



Así, la estrella del FC Barcelona compró una offshore que aún continúa activa con sede en Panamá tan sólo un día después de que Hacienda le acusara de dichos delitos. La compra se realizó a través de un bufete uruguayo tan sólo horas después de dicha acusación mediante la adquisición de la sociedad panameña Mega Star Enterprises.

Según la investigación, en la operación también intervinon Mossack Fonseca, otro bufete panameño con presencia en importantes paraísos fiscales de todo el mundo que llegó a nombrar hasta a cinco directivos como testaferros. Dicho segundo bufete está especializado en la creación de complejas estructuras legales internacionales y es el segundo que más sociedades incorpora cada año al registro mercantil de Panamá.

Mega STar Enterprises, que a día de hoy aún permanence activa, habría logrado evadir la investigación de las autoridades españolas toda vez que el nombre del argentino no aparece entre los administradores, un detalle que según la investigación, se encargaron de recalcar los abogados del jugador de manera reiterada para tratar de no asociar al mismo con la trama a pesar de que, siempre según dicho informe de La Sexta y El Confidencial, hay documentos internos que prueban la vinculación de Messi y su padre como verdaeros propietarios.

De este modo, la estrella del FC Barcelona tan sólo habría tardado unas horas en poner en marcha, según El Confidencial, un segundo entramado de fraude fiscal después de que la Agencia Española descubriera que había diseñado una importante red societaria para ocultar los ingresos que el mismo percibía en concepto de derechos de imagen y, de este modo, evitar los impuestos que debería haber abonado a Hacienda. La compra de dicha compañía panameña habría permitido al futbolista seguir facturando sus derechos de imagen a espaldas del fisco español.

El futbolista ya ha anunciado que interpondrá una demanda contra los dos medios españoles por difundir dicha información.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top