"Los Gallos de Cruyff" revolucionan el FC Barcelona
  • La aparición de las primeras desavenencias personales entre ambas estrellas ha provocado que en la entidad empiecen a temer los efectos que sobre las misma podrían repercutir la pelea entre los dos gallos que ya vaticinaba Cruyff en el año 2013 a niveles incluso extradeportivos




"Yo no pondría dos jefes en el mismo barco...hay que aprender del pasado". Son palabras del recientemente fallecido Johan Cruyff pronunciadas ante preguntas de los periodistas en el mes de mayo del año 2013, justo tan sólo unos días después de conocerse el flamante fichaje del brasileño Neymar Jr. por el FC Barcelona que en el  club azulgrana anunciaron por todo lo alto, sobretodo tras lograr arrebatárselo a su gran rival, el Real Madrid, que a priori parecía el destino del jugador hacía tan sólo unos meses.

Las palabras de Cruyff se interpretaron por muchos como el riesgo a juntar en el mismo vestuario a Neymar y a Messi, dos superestrellas del planeta fútbol. Hoy, con una entidad sumida en una profunda crisis a nivel deportivo que le ha llevado a dilapidar una ventaja de más de 10 puntos con sus inmediatos perseguidores en Liga y apeada de la Champions League, los medios de comunicación vuelven a poner de actualidad unas palabras que tienen muchas connotaciones internas.

Dos "gallos" para un único "gallinero"



Las polémicas declaraciones del mítico Johan Cruyff se interpretaron de inmediato como un peligroso cóctel de egos entre dos figuras futbolísticas de talla mundial que, a poco que se torciera la historia, como así parece ocurrir ahora, podrían traer un peligroso resultado: que el club sufriera de manera directa la posible mala relación entre ambos.

Sin embargo, Johan Cruyff, casi un mes después de aquellas manifestaciones y una vez confirmado el fichaje del brasileño por el FC Barcelona, quiso dar a las mismas, además, una nueva vertiente del problema que muy pocos se habían detenido a analizar. Así, para El Flaco, la pelea entre ambos no iba a residir dentro de los terrenos de juego, o al menos de manera exclusiva, que también, sino sobretodo fuera de los mismos y fijaba el objetivo de la responsabilidad del supuesto caso en dos grandes marcas: Nike y adidas: "No es por los chicos, es Nike y Adidas. Si piensas un poco más lejos, ves los problemas que pueden venir, pero espero que no. De ellos es lo mínimo, pero después están los contratos", aclaró cuando se le volvió a preguntar por el asunto.

Cruyff ponía así de manifiesto el importante, cada vez más, papel que el marketing y la industria están adquiriendo dentro del mundo del fútbol, una importancia capaz de sembrar de discordia un vestuario como el del FC Barcelona por los intereses que representan uno y otro jugador.

"Los Gallos de Cruyff" revolucionan el vestuario del Barça



El excelso rendimiento que a nivel deportivo ha venido demostrando la entidad azulgrana en los últimos años había evitado, hasta el momento, que entre ambas estrellas saltaran discordancias al menos en cuanto a su relación. Más bien al contrario: la famosa tripleta conformada por Messi, Neymar y Luis Suárez parecía gozar de una unión indisoluble.

Sin embargo, la llegada de la primera gran crisis que a nivel deportivo se le recuerda al club en los últimos años ha hecho aparecer las también primeras discrepancias entre ambas estrellas que ha provocado un distanciamiento en una relación que se antojaba irrompible al menos hasta ahora. Así, ne los últimos días, medios deportivos comienzan a poner en duda la idílica relación que hasta ahora mantenían las dos estrellas azulgranas, algo que podría haber comenzado a afectar al vestuario culé.

Pero, tal y como reconocía el propio Cruyff en su momento, no es sólo ese posible quebrantamiento en su relación lo que preocupa y  mucho dentro de la entidad. La alargada sombra que dos firmas como Nike, patrocinadora de Neymar Jr., y adidas, sponsor de Messi, es otro importante problema que tiene preocupados a los máximos responsables de la entidada zulgrana.

La distorsión de la relación tiene su correspondencia en la batalla que las dos marcas mantienen dentro del club y que tratan, por todos los medios, de ganar y en la que el contrato de sponsorización técnica del club tiene mucho que decir. Así, el FC Barcelona está viendo como esa crisis en la relación Messi-Neymar puede pasar factura a la hora de renegociar el contrato con Nike, muy interesada en contar con Neymar como máxima estrella en el club azulgrana, o a la hora de negociar un nuevo acuerdo con adidas, que defiende a capa y espada el papel que se le concede a su embajador dentro del club.

La situación en la relación entre ambos es tal según la prensa española que en el club son más que conscientes de que a final de temporada deberán desprenderse de uno de ellos con su venta. La cuestión es de quién. La actual situación motiva que ni Nike ni adidas, cada una con sus argumentos, vean necesario realizar una inversión desproporcionada por vestir al club, sobretodo mientras sus máximos embajadores sigan desempeñando el rol que hasta ahora tienen dentro de la entidad y ésta no haga un pronunciamiento claro sobre de qué lado de los dos está. Sea como fuere, los dos gallos de Cruyff ya comienzan a dar problemas en el FC Barcelona.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top