El naming se presenta clave para el nuevo Camp Nou
  • El proyecto del estadio azulgrana, presentado en el día de ayer, y al que asistieron ex jugadores del FC Barcelona y miembros de la actual plantilla, tendrá un coste de construcción que alcanzará los 328 millones de euros. 

  • El naming rights del estadio se antoja nuevamente como clave y fundamental para la llegada a buen puerto del proyecto del FC Barcelona.




El FC Barcelona presentó en el día de ayer, "con mucho orgullo e ilusión" el proyecto del nuevo Camp Nou, la joya de la corona del Espai Barça cuya ejecución llevarán a cabo la empresa japonesa Nikken Sekkeri y el estudio catalán Pascual-Ausió Arquitectes después de que ambos resultara´n adjudicatarios del concurso arquitectónico puesto en marcha por el club para conceder dicho proyecto hace apenas un mes, tras así decidirlo el jurado del Espai Barça.

328 millones de euros y más de 100.000 espectadores



El proyecto se antoja faraónico para muchos. Tanto es así, que del presupuesto inicial del que se partía, que rondaba los 200 millones de euros, se ha pasado a una propuesta, la finalmente vencedora, que supera los 328 millones de euros, más de 100 millones de euros más que necesitan urgentemente un proyecto de financiación lo suficientemente sólido y viable que haga llevar a buen puerto el nuevo sueño azulgrana.

La reforma del que será el Nou Camp Nou, implica la construcción de una nueva tercera gradería que elevará la capacidad del estadio hasta los 105.000 espectadores, convirtiendo al nuevo coliseum azulgrana en uno de los de mayor capacidad del mundo, con facilidades de acceso a cualquier localidad a través de una compleja red de ascensores y escaleras automáticas y con todos los aficionados completamente a cubierto de las inclemencias del tiempo.

El naming se presenta clave para el nuevo Camp Nou



La pregunta clave es cómo la economía del FC Barcelona podrá hacer frente a un proyecto de las dimensiones del presentado con un problema de captación de patrocinio que arrastra desde hace meses y que tienen condicionado al club a la hora de encarar proyectos no ya estructurales como bien pudiera ser la presente reforma del estadio ahora presentada sino, además, a nivel deportivo, con una necesidad perentoria de hallar un patrocinador que permita solventar la violación de las normas del Fair Play financiero que UEFA impone y que el club catalán lleva infringiendo de manera consecutiva en las dos últimas temporadas, asomándose al abismo que supone una tercera campaña de incumplimiento, lo que conllevaría importantes sanciones a nivel internacional por parte de UEFA.

Y para dar respuesta a la pregunta anterior, nuevamente aparece en el horizonte como solución inmediata la figura de una de las herramientas que más protagonismo alcanzarán en los próximos meses dentro no ya sólamente del fútbol español sino del fútbol continental europeo tras la incursión que en la misma realizarán las grandes entidades futbolísticas del Viejo Continente: el naming right.

En el club son moderadamente optimistas en todo lo referente a esta cuestión. A comienzos de este año 2016 eran presentadas en las oficinas del Camp Nou nuevos informes procedentes de consultoras especializadas que elevaban la explotación del naming del estadio azulgrana hasta los 300 millones de euros, una cifra que superaba en mucho los 200 millones que inicialmente se preveían ingresar por este concepto dentro de la directiva azulgrana. Sin embargo, el proyecto no se antoja sencillo.

En la directiva quieren un contrato independiente para el naming del estadio del que se pueda negociar para la camiseta del FC Barcelona, al estilo de lo que ocurre con el Bayern de Munich en Alemania, con dualidad de firmas para ambas figuras: Allianz para el naming y Telekom para el patrocinio comercial de la camiseta. Sin embargo, la realidad es bien distinta y hasta ahora los proyectos presentados eran más del estilo de lo que ocurre en la Premier con equipos como el Manchester City o el Arsenal, donde el patrocinador comercial de la camiseta es, a su vez, el propietario de la gestión del naming de dichos estadios.

Desde el propio club, allá por el año 2014, se reconoció expresamente la importancia del naming en el proyecto de reforma del estadio. Javier Faus, por entonces Vicepresidente Económico del FC Barcelona al ser cuestionado sobre la posibilidad de acometer una obra de reforma como la del estadio azulgrana sin la necesidad de la ayuda procedente de los patrocinadores oficiales, fue rotundo: "No podemos garantizar la financiación del proyecto sin que al menos un tercio de la misma sea aportado por los patrocinadores y por un apellido comercial." Era la primera vez que un alto ejecutivo de uno de los dos clubes más grandes de España, FC Barcelona y Real Madrid, enfrascados ambos en los proyectos de reformas de sus respectivos estadios, admitía públicamente la importancia y el papel que la gestión de los derechos de naming rights del nuevo estadio tendrán en el proyecto hasta el punto de condicionar las obras de los mismos a la llegada de ese patrocinador.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top