adidas pierde con Puma la batalla por las BOOST
  • La marca fundada por Adolf Dassler se lleva su primer gran varapalo en los tribunales frente a Puma al rechazar los tribunales la demanda interpuesta por adidas en la que acusaba a Puma de haberle copiado la tecnología Boost para el diseño y concepción de sus nuevas zapatillas NRGY




Hace apenas una semana no se hablaba de otra cosa dentro del sector: la multinacional alemana adidas decidía llevar a los tribunales a su "hermanastra" Puma al considerar que la firma fundada por Rudolf Dassler había copiado la tecnolobia Boost concebida por adidas para sus zapatillas en los nuevos modelos del "otro gigante" alemán. Hoy, casi siete días después, esos mismos tribunales han dado un duro varapalo a adidas al desposeerla de la razón que pensaba tenía en este asunto.

adidas pierde con Puma la batalla por las BOOST



Los tribunales de justicia han acabado rechazando la demanda interpuesta en los mismos por la multinacional alemana adidas que acusaba a Puma de copiarle la tecnología que incorporan sus zapatillas deportivas Boost, en base a lo cual la marca exigía la prohibición de la venta de las zapatillas NRGY de Puma, el modelo que, siempre según adidas, incorporaría la citada tecnología.

Tanto una como otra compañía, hermanas pero a la vez rivales, aseguraban haber concebido el desarrollo de un nuevo material artificial sintético llamado poliuretano termoplástico que sería el que se utilizaría en la suela de ambos modelos de zapatillas, con una única peculiaridad: ninguna de las dos compañías habría patentado dicho invento. Ahora, y visto el rechazo de los tribunales a la demanda de adidas, Puma considera que en la sentencia los tribunales reconocen que su marca fue la primera firma de ropa deportiva en desarrollar dicha tecnología.

Ahora Puma



La felicidad de Puma contrasta, como no podía ser de otro modo, con la sorpresa del grupo adidas, que ya ha anunciado que revisarán todas las opciones que el sistema legal les pone a su disposición para decidir cuál será su próximo paso a dar en el asunto, con el único objetivo, según informa la propia compañía, de continuar protegiendo de manera decidida sus derechos y actuando en el supuesto, como así consideran que es el caso, de que los mismos se vulneren.

El asunto tiene una importancia vital para ambas. En el año 2015, adidas  vendió doce millones de zapatillas que incluían dicha tecnología Boost que se comercializaban al precio de unos 200 euros el par. Sin embargo, no será la última vez que se vean en los tribunales ambas compañías, puesto que Puma mantiene viva la demanda interpuesta contra adidas a la que acusa haberle copiado la tecnología eTPU.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top