Sharapova: Porsche y TAG Heuer también se marchan
  • En apenas 24 horas tres importantes patrocinadores de la tenista rusa han anunciado la adopción de medidas en torno a su relación con ésta, en el mejor de los casos, a la espera de que se sucedan los acontecimientos en torno al positivo por consumo de sustancias prohibidas dado por la tenista rusa




Aunque a nivel deportivo tardará aún en conocerse las consecuencias que el positivo por consumo de meldonium, una sustancia prohibida por la Federación Internacional de Tenis desde el pasado 01 de enero, tendrá en la carrera de la tenista rusa Maria Sharapova, lo que es indudable es las enormes consecuencias que el haberlo hecho público en rueda de prensa el pasado lunes está trayendo para la estrella del tenis a nivel comercial y mediático.

Nike marca el camino



Apenas unas horas después de conocerse, en boca de la propia tenista, su positivo por consumo de meldonium en un control antidopaje realizado en el último Abierto de Australia celebrado en el mes de enero, un portavoz de la multinacional norteamericana Nike, principal apoyo comercial de la jugadora, declaraba la suspensión, con caracter inmediato, de su relación con la tenista rusa a la espera de que se proceda con la investigación abierta por la Federación Internacional de Tenis tendente al esclarecimiento de los hechos y a la aplicación de las posibles sanciones a las que ello haya dado lugar.

Aunque rápida, llama poderosamente la atención en dicha medida el caracter de "suspensivo" de la misma. Es decir, Nike no quiere romper, al menos de momento, de manera definitiva los lazos con la tenista rusa hasta que no se conozca el alcance definitivo de su sanción o, dicho de otro modo, la imagen de la tenista pesa y mucho aún comercialmente hablando como para desembarazarse de ella tan rápidamente.

Porsche y TAG Heuer también se marchan



Menos contemplativos han sido otros dos sponsors de la rusa, Porsche y TAG Heuer, con quién la tenista mantenía una relación comercial como embajadora de ambas, que han roto de manera unilateral su relación con la jugadora.

TAG Heuer fue una de las más tajantes en este sentido. Vinculada a la tenista desde el año 2004, su relación concluyó el pasado mes de diciembre y desde entonces se encontraban en una ronda de negociaciones tendentes a la renovación de la misma, negociaciones que han quedado rotas por completo tras conocerse el positivo de la tenista.

Porsche, que en el año 2013 incorporó a Sharapova a su catálogo de embajadores, ha optado por una posición más tibia y seguir los paso de Nike para anunciar que suspende (no rompe) el contrato con la tenista a la espera de que se siga con la investigación. O lo que es lo mismo, el valor de la marca Maria Sharapova, hasta horas antes de hacerse pública la situación, es tan sumamente elevado, que las compañías vinculada a la tenista no quieren precipitarse, ni en uno ni en otro sentido, para dar un mal paso que pueda hipotecar su relación con la jugadora en el futuro.

Lo que sí está claro es que la salida a la luz de dicho caso de dopaje va a tener una seria trascendencia para el valor comercial de su imagen y marca a tenor de lo que en apenas 24 horas se ha podido ver, algo sumamente importante para la jugadora. Recordemos que de los 30 millones de dólares que Sharapova logró ingresar en 2015, el 80% de los mismos (hatsa 24 millones de dólares) procedían de sus acuerdos comerciales y por la explotación de sus derechos de imagen como marca.




Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top