Puma y Under Armour abandonan la batalla por Alemania
  • adidas pone encima de la mesa una oferta de 85 millones de euros al año por retener a la Selección Alemana ante las embestidas de Nike por hacerse con la DFB, uno de los grandes objetivos de las dos compañías de cara a sus estrategias de futuro en el apartado de la sponsorización técnica




La disputa del amistoso del pasado fin de semana entre Alemania e Inglaterra, con victoria final de esta segunda, ha puesto de manifiesto además del fallo de estrategia puesta en marcha por ambas firmas de la que hablamos hoy en Marketing Deportivo MD, otra realidad más interesante si cabe desde el punto de vista comercial: la lucha que mantienen las dos firmas en liza, adidas y Nike, por hacerse con la actual Campeona del Mundo para los próximos años.

Puma y Under Armour abandonan la batalla por Alemania



La batalla por equipar a la Selección Alemana de Fútbol no es nueva. De hecho, en el sector se lleva hablando del tema desde hace varios meses, justo desde que adidas filtrara de manera interesada a la prensa su intención de renovar con la Federación Alemana de Fútbol con un contrato multimillonario que hiciera alejar los rumores de un posible acercamiento de la DFB a la firma norteamericana Nike.

Sea una realidad o sea más bien eso, un intento de alejar a Nike, lo cierto es que la batalla por equipar a la Campeona del Mundo ya ha dejado sus primeros "muertos" en el camino. Así, ni Puma ni Under Armour, firmas que se interesaron en principio por hacerse con los servicios de la DFB han podido aguantar ni tan siquiera las primeras rondas de la batalla que han establecido para sí las dos grandes firmas.

adidas puja; Nike aguanta


Y no es para menos. Los primeros rumores hablaban de un contrato de 1.000 millones de euros que ponía sobre la mesa adidas para retener a la DFB en su portfolio ante los acercamientos que Nike estaba haciendo por hacerse con la Selección Alemana.

Según ha podido conocer Marketing Deportivo MD, la cifra se aproximaría más a unos 85 millones de euros por temporada en un contrato de 8 años, lo que daría un total de unos 700 millones de euros con incentivos incluidos por títulos conquistados con los que adidas pretende alejar definitivamente a Nike. Sin embargo, la realidad es bien distinta. Nike sabe que su poder dentro del mundo del fútbol en cuanto a sponsorización técnica se refiere es cada vez menor y pretende, al menos a nivel de selecciones nacionales, agrandar un catálogo en el que ya están selecciones como Francia o la propia Inglaterra, la rival de Alemania el pasado sábado, y está dispuesta a hacer un importante esfuerzo por mantenerla.

Y en medio la DFB, que se deja querer para tratar de mejorar los 25 millones de euros que cobra en la actualidad de Alemania con la intención de sacar el máximo rendimiento posible a su título de Campeona del Mundo. El encuentro del pasado sábado pudo ser la confrontación directa de dos firmas con un único objetivo: Alemania.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top