Pharrell gana la partida a West en adidas
  • La marca alemana ha logrado vender en 2015 más de 15 millones de zapatillas Superstar en una edición especial que tuvo como máximo embajador para su promoción al cantante Pharrel Williams, uno de los "rivales" dentro de la compañía de Kanye West




Las firmas de ropa deportiva, cada vez más, tratan de diversificar al máximo un negocio adentrándose en sectores que poco o nada tienen que ver con el mundo del deporte pero que permiten a las mismas minimizar riesgos ante una posible mala temporada dentro de dicho terreno. Así, no es complicado ver incursiones de grandes marcas como adidas o Nike en el mundo de la moda, las nuevas tecnologías o, por qué no, también la música. En este apartado, son también moneda común las batallas entre las dos grandes por conquistar a los mejores embajadores que les permitan abrir puertas en un mercado sumamente atractivo para ellas. Pero no hace falta buscar al enemigo fuera de casa. En muchas ocasiones, éste se tiene dentro de una propia marca, por la guerra de egos que se dan entre esas estrellas.

West no quiere a Pharrell en adidas



A pesar de que han pasado ya casi dos años, la historia sigue tan viva como entonces y para entender sus entresijos, hay que remontarse hasta el año 2013. Kanye West, en un ataque de celos contra la marca que le patrocinaba, esto es, Nike, exige a la compañía norteamericana una mayor cuota a ingresar en concepto de ventas de sus zapatillas, algo a lo que la marca del swoosh se niega por completo argumentando que eso sólo es posible en las grandes estrellas del mundo del deporte y que, por el momento (ironía al máximo por parte de Nike), West era un excelente rapero pero no una estrella del deporte.

La ironía con la que se tomó Nike el asunto no gustó ni a West ni a sus representantes, que apenas unas semanas después ponían rumbo hacia adidas, una marca que sí accedería a las exigencias económicas del músico para poder incorporarlo a su catálogo de embajadores. Sin embargo, lo que parecía iba a ser una relación basada en la armonía, rápidamente entra en riesgo ante los primeros rumores de la llegada de otro importante artista, Pharrell Williams, al reino de adidas, algo que inoportuna y mucho a West que en todo caso quiere dejar bien claro a la marca cuál debe ser la posición de ambos dentro de la compañía: esto es, Kanye West en todo caso por encima siempre de Pharrell Williams.

Pharrell gana la partida a West en adidas



La marca, por su parte, siempre trató de adoptar una posición de imparcialidad entre ambos, y si bien es cierto que ha mimado hasta la extenuación al controvertido Kanye West, no lo es menos que jamás ha dejado en una segunda posición con respecto a éste su relación con Pharrell Williams, tal y como era deseo del primero. Una postura más que inteligente a tenor de los resultados que ha ido deparando poco a poco el paso del tiempo.

Así, la marca ha triunfado con la edición especial de sus zapatillas Superstar que puso en el mercado el año pasado para conmemorar los cuarenta y cinco años de las mismas y lo hizo con el apoyo total de Pharrell Williams como máximo embajador para activar su lanzamiento. ¿El resultado? La marca ha anunciado hace tan sólo unas horas que en 2015 vendió más de 15 millones de pares de zapatos de dicho modelo, más que cualquier otra de sus zapatillas. O lo que es lo mismo, volver a la década de los 70 le ha reportado a adidas un negocio de cientos de millones de dólares, algo que no ha sentado nada bien al parecer en West.

A pesar de ser uno de los grandes embajadores de la compañía y de tener una línea propia de calzado dentro de la marca alemana con la que poder combatir a Nike, el rapero y adidas han visto como no es necesario tanto detalle para obtener buenos resultados. Aunque no debe llevar a error. Las zapatillas de West no compiten en el mismo target de mercado que las de Williams. Las ediciones puestas a la venta son más bien escasas, limitadas y especiales y a un precio sumamente elevado que le reportan a la marca pingües beneficios. Para adidas, el resultado de un dúo tan sumamente especial como el de West y Pharrell en la compañía ya le está reportando importantes beneficios. Otra cosa será cómo se tomará West el que en la marca den tanto o más protagonismo a Pharrell que a él mismo.




Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top