Nike bajo sospecha por su acuerdo con Kenia
  • Parte del dinero que la multinacional norteamericana Nike destina a la Federación de Atletismo de Kenia habría ido a parar a manos de altos dirigentes de la Federación en lugar del destino inicialmente previso en el contrato, un caso de corrupción del que la firma trata de aislarse aunque sin abandonar el silencio como respuesta cuando es preguntada por dicho asunto




La firma estadounidense Nike se ha visto envuelta, en las últimas horas, en otro entramado de corrupción y malversación de fondos con una de las Federaciones más importantes dentro del atletismo mundial: la Federación Keniata de Atletismo, que habría utilizado el dinero aportado por la firma norteamericana para enriquecer, de manera fraudulenta, a altos funcionarios de la misma.

Desde hace 20 años



Desde hace más de 20 años la marca norteamericana Nike ha venido patrocinando a la Federación Keniata de Atletismo, una de las más importantes del mundo no sólo desde el punto de vista deportivo sino, de igual modo, desde el punto de vista comercial.

Así, los deportistas keniatas son los que poseen los principales récords mundiales en pruebas de media y larga distancia, lo que ha disparado su valor comercial de cara a los principales patrocinadores de la entidad, que hacen cola para incorporarse al roster de patrocinadores oficiales de la organización.

Problemas con Nike



Sin embargo, dicha relación quedó seriamente herida después de que en 2009 dirigentes de la Federación keniata acusaran a la compañía norteamericana de no disponer de un suministro de calidad en cuanto a equipaciones se refiere suministrando prendas de muy pobre calidad.

El asunto provocó un distanciamiento casi total entre las partes que llevó a la misma a renegociar la extinción del acuerdo que le ligaba a Nike y comenzar a negociar con la firma asiática Li-Ning, algo que Nike se encargó de llevar a los tribunales ante la imposibilidad de la Federación de romper de manera unilateral el contrato alcanzado.

Nike bajo sospecha por su acuerdo con Kenia



Desde entonces, Nike ha continuado patrocinando a la Federación keniata a cambio de una cifra que rondaría los 1,5 millones de dólares anuales además de bonificaciones. Pero como parte de dicho acuerdo, se establecía que un porcentaje del mismo sería destinado a fines sociales tendentes a la integración de los niños más desfavorecidos en la zona.

Sin embargo, ese dinero tuvo como destino las arcas de los altos mandatarios keniatas de la Federación, lo que ha provocado una oleada de críticas ante la postura de la firma norteamericana, que lejos de aclarar la situación ha dado el silencio por respuesta lo que ha llevado a una doble interpretación: o bien que la firma no era consciente de lo que sucedía, lo cual dice muy poco del control que se realizaba de su inversión en la Federación, sobretodo en la parte concerniente a esa parte destinada a fines sociales o bien, por otro lado, que la marca era consciente en todo momento del uso que del mismo se realizaba.

Como quiera que sea, la firma se enfrenta a una importante e incipiente crisis de reputación que puede dañar y mucho la imagen de marca de la compañía.




Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top