Mourinho: 75 millones de euros para salvar la marca United
  • El club británico decide apostar definitivamente por el que fuera máximo candidato a ocupar el banquillo de Old Trafford hace ahora tres años tras la marcha de Ferguson aunque ello le vaya a suponer un desembolso de 75 millones de euros por las tres temporadas que firmará con un único objetivo: salvar la marca United




8 de Mayo de 2013. Sir Alex Ferguson, mítico entrenador del Manchester United durante décadas, comunica oficialmente su retirada de los banquillos a final de temporada después de haber convertido al conjunto británico en una referencia a nivel mundial. Como consecuencia directa de lo anterior, las acciones del club, que cotiza en la bolsa de Nueva York, caen de manera repentina hasta un 3% en Wall Street, si bien llegaron a caer hasta un 5% justo al inicio de la sesión nada más conocerse la noticia del abandono de Ferguson. Hoy, casi tres años, varios entrenadores y un daño casi irreparable para la marca United, el club decide retomar la primera intención en aquel 2013 para sustituir a Ferguson: Jose Mourinho.

Una marca a la deriva



En el momento del adiós de Ferguson, el United era el segundo club más valioso del mundo, con 2.280 millones de euros y tan sólo por detrás del todopoderoso Real Madrid y con un marca más que consolidada a nivel mundial que logró arrebatar el protagonismo en la Premier al sempiterno Liverpool y que consiguió hacerse un hueco entre los clubes más prestigiosos e importantes del mundo con más de 600 millones de seguidores en todo el mundo y una maquinaria tan perfectamente engrasada que permitía que la marca "Manchester" arrojara ganancias cada año. Además, hacía tan sólo una año que había comenzado a cotizar en la Bolsa de Nueva York y su cotización alcanzaba una revalorización del 29,4% cuando la media, en el mismo periodo, del Dow Jones apenas alcanzaba el 14%. En aquel momento disponía de 18 empresas colaboradoras y una legión de sponsors distribuidos a lo largo y ancho del planeta, con acuerdos como el que le vincula con la firma Chevrolet por casi 450 millone sde euros, la mayor cantidad jamás pagada por ser el sponsor de una camiseta de fútbol y estaba a punto de alcanzar un acuerdo con adidas de casi 1.000 millones de euros por 10 años de duración. Y a toda esta grandeza de la marca "Manchester" había contribuído sin ningún tipo de dudas Alex Ferguson.

Sin embargo, desde entonces, desde su marcha, todo cambió. A nivel deportivo el club nunca ha encontrado la senda del buen juego que tanto reclama la afición. Los diferentes entrenadores que han pasado por el club no han conseguido el nivel de juego que esperaban los aficionados y el bajo rendimiento ha comenzado a pasar factura a su imagen de marca, que ve como se tambalean los sólidos cimientos que dejó bien asentados Ferguson justo antes de su retirada. Desde entonces el United ha perdido un puesto entre los clubes más valiosos del mundo, sus acciones han perdido revalorización en la bolsa de Nueva York y su capacidad comercial, aunque todavía bastante fuerte, comienza a resentirse por una serie de decisiones mal tomadas por el cuerpo directivo del club que ha degenerado en la situación actual.

Mourinho: 75 millones de euros para salvar la marca United



En opinión de muchos, los males que ahora arrastra el club británico fueron obra, más que nada, de las prisas del club por anunciar al sucesor, un hecho crucial para tratar de evitar, en aquel momento, que la incertidumbre pudiera llegar a minusvalorar la marca United, hecho éste que se reflejaría de manera inmediata en las acciones del club. Así, desde el club apostaron por el también escocés David Moyes como el recambio ideal para Ferguson, algo que desde el punto de vista de la mercadotecnia arrojó ya muchas dudas en su momento. De hecho, su nombramiento ya provocó una caída en la cotización de sus valores y para muchos, la marca United con Moyes al frente iba a depender y mucho de los resultados deportivos ante el poco cariz mediático del entrenador. Y el tiempo ha venido a darles la razón.

Pero, ¿quién era entonces el sustituto ideal? Pues ni más ni menos que el que a partir del mes de julio próximo todas las quinielas apuntan a que será el nuevo entrenado rdel club británico: Jose Mourinho. Ya por aquel entonces, hace casi tres años, desde el club se consideraba que el recambio idóneo de Ferguson debía ser un hombre cuya imagen de marca tuviera tanta o más importancia que la que tenía entonces Ferguson en el United. Y ese hombre no era otro que Jose Mourinho, una marca más que consolidada en el mercado frente a la  marca que podía presentar Moyes.

Tres años después, y tres entrenadores más tarde, con una marca United a la deriva, y con unos patrocinadores cada vez más preocupados por la imagen que está transmitiendo el club a nivel mundial, los dirigentes británicos han decidido que es el momento de dar el paso que no se atrevieron a dar en 2013. Así, Jose Mourinho será el nuevo entrenador del Manchester United en un contrato de tres años de duración a cambio, según ha podido conocer Marketing Deportivo MD, de aproximadamente 25 millones de euros por cada una de las tres campañas firmadas.

Lo que percibirá el técnico luso al frente del United a partir de la temporada que viene no es más que el valor de mercado de la marca Mourinho, unos 25 millones de euros cuando estaba al frente del banquillo del Real Madrid, y superando al que nuevamente será su gran rival en los banquillos, el ya confirmado técnico del Manchester City, Pep Guardiola. La marca Mourinho, a pesar de no estar en su punto álgido en los últimos años, es una de las que más valoradas están a nivel internacional por marcas y casas comerciales y con un importante brand loyalty que le dota de una más que segura estabilidad. La gran duda que se plantea es si el perfil "polémico" que lleva asociado la marca Mourinho sería compensado por una definitiva consolidación y asentamiento de la marca Manchester United tras la marcha de Alex Ferguson, cuestión que los expertos consideran más que superada: el United necesita a Mourinho para salvar su marca, aunque ello le cueste 75 millones de euros.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top