• La compañía norteamericana sigue comprobando como su estrategia de apostar por estrellas del deporte antes que por eventos, entidades o torneos, provoca que la lista de "embajadores malditos" de la compañía se vaya incrementando a cada año que pasa, con el importante daño que a la imagen y marca Nike pueden provocar los mismos




Puede que la estrategia que a nivel mundial sigue la firma norteamericana Nike de apostar por acuerdos de patrocinio personales de las grandes estrellas del mundo del deporte frente a la que instaura adidas en sus planes de expansión de apoyar más los acuerdos comerciales con entidades, organismos o eventos deportivos, deje a la compañía de Oregon más expuesta a las vicisitudes que el destino pudiera traer en torno a dichos embajadores. Sea como fuere, lo cierto es que la lista de embajadores y representantes de la compañía envueltos en escándalos a nivel mundial no ha dejado de crecer en los últimos años hasta el punto de poder realizar un verdadero Top Ten de escándalos de estrellas bajo el auspicio de la marca que han traído serias consecuencias a la reputación de la misma a nivel mundial, en unos casos por el calado del escándalo y, en otros muchos, por la tibia actitud de la compañía frente a ellos.

En Marketing Deportivo MD repasamos cuáles han sido los últimos y más sonados escándalos n los que se han visto involucrados estrellas del mundo del deporte y que pertenecen al catálogo de embajadores de Nike.

La lista de embajadores malditos de Nike no deja de crecer



Michael Vick



Año 2001. Nike se hace con el novato de primer año en la NFL, y una de las estrellas más prometedoras del football, el mariscal de campo de los Atlanta Falcons, Michael Vick. La relación se fundamente en un contrato de muchos millones de dólares cuyas cláusulas y condiciones permanecieron, como en la mayoría de estos casos, en el mayor de los secretos. Tanto Nike como el jugador fueron aprovechándose mutuamente de las diferentes sinergias que de dicha relación surgían hasta que, en el año 2007, Michael Vick es encontrado culpable por organizar peleas de perros y establecer un sistema de apuestas ilegales al respecto. La condena: 23 meses de prisión. Desde que se conoció la sentencia, Nike tomó la drástica decisión de romper el contrato que tenía con el jugador. Sin embargo, en el año 2011, la relación entre ambos, ya con el jugador en los Philadelphia Eagles y purgadas sus penas, ha vuelto ha establecerse gracias "a los cambios positivos en la actitud del jugador" según la misma Nike.


Kobe Bryant



Uno de los casos más paradigmáticos dentro del universo de embajadores de Nike y la relación de la marca con éstos. En el año 2003, la justicia estadounidense arrestó al jugador de los Lakers acusándolo de agresión sexual a una joven de 20 años. El juicio acabó en acuerdo económico entre ambas partes y Bryant salió libre sin cargos. Sin embargo, el escándalo fue mayúsculo en la sociedad norteamericana. Pero pese a ello, Nike en ningún momento rompió su vinculo con el jugador sino que mantuvo su relación en una "suspensión" sin definir (algo parecido a lo que está haciendo ahora con Maria Sharapova) a la espera de que la imagen del jugador se recuperara con el paso del tiempo. Hasta dos años después de los hechos, Nike no volvió a utilizar su imagen en sus campañas. En la actualidad es una de las marcas más importantes que tiene Nike entre sus embajadores.

Marion Jones



2007 no fue, definitivamente, un buen año para Nike en temas de patrocinio deportivo de deportistas profesionales. Al escándalo de Michael Vick se unió el de la ganadora de tres medallas de oro y otras dos de bronce en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, al confirmar la deportista haber consumido sustancias prohibidas por lo que se le impone una condena de seis meses de prisión. Nike, que había estado al lado de la atleta desde sus orígenes universitarios allá por el año 1997, decide romper drásticamente su relación con la deportista. De hecho, en Nike era una decisión que llevaban planteándose hacía varios años, después de que la norteamericana desoyera los consejos de la firma de Oregon de alejarse del que fuera su entrenador, acusado de trabajar con sustancias dopantes durante varios años.

Joe Paterno



Uno de los más afamados entrenadores de football de todos los Estados Unidos, que ejerció como entrenador del primer equipo de fútbol americano de la Universidad del Estado de Pensilvania desde 1966 hasta 2011, ganando dos veces el campeonato de la NCAA, y que falleció en enero de 2012. Ese último año, 2011, la Penn State despide de manera fulminante a su mítico entrenador después de demostrarse que ocultó durante varios años un escándalo de abusos sexuales a menores en el que estaba involucrado su asistente, Jerry Sandusky. La fidelidad a Sandusky le costó a Paterno, además de su puesto y honores en la Universidad, la retirada de todo su apoyo de Nike, cuyo CEO, Mike Parker, íntimo amigo de Paterno, decidió retirar el nombre de Joe Paterno del Centro que Nike tenía en su sede de Oregón, el Joe Paterno Child Development Center como consecuencia del escándalo.

Tiger Woods



Hace ahora unos años, el jugador de golf, una de las grandes estrellas de este deporte de todos los tiempos y encaramado a lo más alto tanto deportiva como mediáticamente hablando, reconoció su adicción al sexo al mantener relaciones con hasta doce amantes lo que le llevó incluso a ser internado en un centro de rehabilitación. Su imagen cayó hasta límites insospechados tan sólo semanas antes de saltara a la luz el escándalo. Sin embargo, como en el caso de Kobe Bryant, Nike mantuvo su apoyo al jugador al que ocultó de sus estrategias durante una larga temporada. Hoy sigue siendo uno de los rostros más conocidos de la marca norteamericana a nivel mundial.


Lance Armstrong



El que hasta hace bien poco era el último de los embajadores malditos de Nike. Hace tan sólo unos años, Lance Armstrong era acusado por la USADA de dopaje sistemático y continuado durante toda su carrera, despojándole de todos sus títulos, lo que provocó una oleada de reacciones que han dado con el reconocimiento del propio ex-ciclista de sus técnicas ilegales para hacerse con los triunfos. Nike tardó en reaccionar y no fue hasta poco antes de conocer que el norteamericano iba a autoconfesar en una controvertida entrevista televisiva, lo que provocó no pocas quejas, bastante aireadas, hacia la firma norteamericana, que tenía en el ex-ciclista a uno de sus iconos más mediáticos a nivel mundial.

Oscar Pistorious



Oscar Pistorius, uno de los deportistas que participó en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Londres 2012 que más dinero recibía de sus patrocinadores, unos dos millones de euros, entre los que se encontraba Nike, es acusado de asesinato de su novia, la modelo Reeva Steenkamp. Al poco de confirmarse la noticia, y del enorme revuelo que la misma tuvo a nivel mediático y de redes sociales, Nike anunció que se desligaba por completo del lado del atleta, retirando campañas que hasta ahora eran imagen de la unión entre ambas partes.

Justin Gatlin


Condenado en dos ocasiones por consumo de sustancias dopantes, la marca norteamericana en ninguna de ellas se desvinculó de manera radical del mismo sino que se mantuvo en un discreto segundo plano. Con motivo de los Mundiales de Atletismo de Pekín de agosto del año pasado, en los que Gatlin aparecía como uno de los grandes candidatos a desbancar del número 1 de la velocidad a Usain Bolt ante el pobre desempeño demostrado por el jamaicano durante todo el año, Nike, desoyendo las voces más críticas procedentes incluso desde dentro de la propia marca, anunció la vuelta a las relaciones con Gatlin, lo que generó una inmensa oleada de críticas incluso de otras estrellas del deporte que eran representantes de Nike, por los valores que la marca estaba transmitiendo con este apoyo. Bolt barrió de la pista a Gatlin y Nike jamás obtuvo lo que buscaba con su apoyo al norteamericano.

Many Pacquiao


El más reciente caso hasta hace tan sólo unas semanas. El púgil filipinio, estrella de la marca norteamericana, y de convencidas creencias religiosas, definía al colectivo LGBT como "peores que los animales". En esta ocasión, Nike sí actuó rápido y rompió de manera tajante su relación con el boxeador ante el temor de perder un mercado, el de dicho colectivo, capaz de mover millones de dólares al año en ventas y que se ha convertido en uno de los objetivos principales de las estrategias comerciales de las grandes compañías de ropa deportiva en los últimos meses.

Maria Sharapova


La última embajadora maldita de Nike. El pasado lunes la tenista rusa reconocía haber estado consumiendo durante toda su carrera meldonium, una sustancia prohibida por la Federación Internacional de Tenis desde el pasado 01 de enero. En esta ocasión, sin embargo, Nike no ha sido tan tajante y ha optado, nuevamente, por suspender momentáneamente la relación con la tenista rusa a la espera de que se desenvuelvan los acontecimientos.

Diez embajadores malditos. Diez casos en los que la marca Nike se ha tenido que enfrentar a una importante crisis de reputación de la que ha podido salir, en unos casos mejor que en otros, de manera airosa con el objetivo de obtener la mayor rentabilidad posible a la explotación comercial de su propia imagen.




Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top