La marca Casillas se hunde tras salir del Madrid
  • La depreciación de la marca Iker Casillas, tanto comercial como deportivamente hablando, alcanza su cota máxima apenas seis meses después de confirmarse su salida del Real Madrid con destino al fútbol luso donde su marca ha ido depreciándose hasta cotas insospechadas hace apenas unos meses




Hace apenas seis meses el guardameta internacional del Real Madrid, Iker Casillas, abandonaba, de manera definitiva con destino a Portugal, el que había sido su club de toda la vida. La mala relación suscitada con Jose Mourinho en la última etapa del entrenador luso al frente del banquillo madridista generó una división en la grada entre partidarios de uno y otro que acabó con los dos fuera de la institución madridista, una de las más importantes deportivamente hablando a nivel mundial y la más mediática del planeta fútbol. Hoy, medio año después de que Casillas cogiera el avión para instalarse en la ciudad portuguesa de Porto, su valor de marca se ha depreciado casi tanto como su valor de mercado.

Malos tiempos en Portugal



No corren buenos tiempos para Iker Casillas en Portugal. Las críticas han comenzado a aparecer en torno a su figura y el rendimiento deportivo del portero español ha originado ya las primeras voces en contra del mismo, sobretodo teniendo en cuenta el enorme desembolso que el club luso tuvo que realizar por hacerse con los servicios del ex portero madridista.

Tanto es así, que a nivel deportivo, su valor de mercado no deja de depreciarse desde que salió de la entidad blanca, un proceso que se inició, el de su depreciación como futbolista, desde la etapa de Mourinho en el Real Madrid y sus primeras desavenencias entre ambos. Así, Casillas ha pasado de estar cotizado en unos 36 millones de euros tras el triunfo de España en el Mundial de Sudáfrica en el año 2010 a caer a los apenas 6 millones de euros en su último año en la portería del Real Madrid. Su valor actual en el club portugués apenas rebasa los 4 millones de euros. Una depreciación de casi el 90%.

La marca Casillas se hunde tras salir del Madrid



Pero esta depreciación no es sólo exclusiva de su matiz deportivo. A nivel comercial, sin ser una de las estrellas del deporte que más haya sabido potenciar y explotar su imagen como fuente de ingresos, la depreciación del valor de la marca Casillas tras salir del Real Madrid también es considerable.

El sólo hecho de su traspaso al Oporto luso, quizás la opción menos mediática de cuantas tenía encima de la mesa para abandonar el club blanco, y la poca repercusión y notoriedad del club portugués a nivel internacional, provocó con caracter inmediato una depreciación en su valor de marca de alrededor del 20%. De hecho, nada más conocerse su marcha a Portugal, una de las entidades que más había apostado por el internacional español como embajador de la misma, el banco BBVA decidió romper sus vínculos con el guardameta, oficialmente por un supuesto cambio en la estrategia de expansión de marca de la compañía. Oficiosamente, todo se debía a un menor atractivo del mercado luso en los objetivos de la entidad bancaria.

Otra marca seriamente afectada por su salida fue la firma alemana adidas. Casillas siempre fue un futbolista Reebok, filial de adidas. Sin embargo, cuando la marca Casillas, tanto deportiva como comercialmente hablando, estaba en lo más alto, la casa matriz, en un importante golpe de efecto, y ante los intentos de Nike de hacerse con sus servicios como embajador, rescató para sí al jugador. Su traspaso al Oporto hace apenas unos meses fue, de todas las opciones que se presentaban, la de peor trascendencia para la marca: un club vestido por Warrior (ahora en manos de su casa matriz, New Balance), con apenas trascendencia en la esfera internacional y que limitaba su mediaticidad, fundamentalmente, a Portugal, recordemos, un mercado donde Nike, gracias a su vinculación con la Selección Portuguesa, tenía importantes lazos construídos.

Casillas tenía a un puñado de patrocinadores en su portfolio tales como H&S, Samsung, Lay´s, Hyundai, BBVA o adidas, que, paradójicamente, centraban la actividad comercial del crack madridista en el ámbito nacional español, con escasa repercusión a nivel internacional. En definitiva, Casillas es todo un referente para dichas compañías.... pero en España. Su marcha a Portugal fue un duro golpe para su valor de marca y su rendimiento, especialmente criticado ahora en el club luso, puede ser el golpe definitivo para una marca que, comercialmente hablando, agoniza.




Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top