Harden impulsa el avance de adidas en los Estados Unidos
  • La marca pone toda su confianza en Harden con el que sus índices de ventas se han disparado desde que se incorporara a la firma en la segunda mitad de 2015 tras declinar Nike el derecho de tanteo que tenía y convertirse en uno de los NBA mejor pagados de la marca alemana




La cúpula directiva de adidas está feliz. Su plan para recuperar, poco a poco, posicionamiento dentro del mercado estadounidense, perdido hace ahora casi un año y medio en favor de la pujante Under Armour comienza a dar resultados, unos resultados donde tiene que decir, y mucho, el nuevo papel que ha adoptado la marca en el mundo del deporte norteamericano.

Harden impulsa el avance de adidas en los Estados Unidos



La decisión, drástica, adoptada desde la sede de la multinacional alemana de reorientar su estrategia en el deporte norteamericano focalizando su inversión en los grandes protagonistas del mismo, los deportistas, y abandonando la idea del patrocinio de grandes organismos o competiciones, como la NBA, ha comenzado a dar resultados espectaculares para la firma.

A la espera de que a lo largo del día de hoy la marca alemana haga públicas sus cuentas anuales correspondientes a 2015, la marca ya tiene ante sí unos datos sencillamente impresionantes procedentes de estudios internos que hablan de la importante tasa de retorno que el fichaje de una estrella de la NBA como James Harden está reportando a la marca de las tres bandas.

Objetivo: el anillo



Así, desde que se conociera, por el mes de Agosto del año pasado, la llegada de Harden a adidas como nuevo gran embajador ante la negativa de Nike de ejercer el derecho a tanteo que tenía sobre la estrella de los Rockets, y hasta Diciembre de 2015, las ventas de la firma germana en el mercado de las zapatillas en la NBA se han disparado hasta un 44%, una cifra sencillamente espectacular si tenemos en cuenta que en el mismo periodo Nike, la gran dominadora del sector, sólo logró crecer en este apartado un 9,4%.

En adidas ya se frotan las manos con la posibilidad de ver convertido a Harden en el ansiado embajador que desde hace tantos años buscan a la desesperada en la compañía para poder hacer frente al poder de Nike en la NBA y, ahora, además, a la incipiente y "molesta" presencia de Under Armour con Stephen Curry.

Sin embargo, en adidas saben que su plan aún tiene lagunas. La principal, que Harden necesita explotar aún más como jugador y que los Rockets necesitan acceder con garantías a la lucha por el anillo, algo aún todavía lejos de conseguir. En la marca son conscientes de que tienen mucho terreno perdido (y por conquistar por lo tanto) con respecto a Nike, pero también con respecto a Under Armour. La llegada de Nike, a partir de la temporada que viene, a las camisetas de la NBA a cambio de 1.000 millones de dólares ante la renuncia de continuidad presentada, precisamente, por adidas, puede dar suficiente chance a la marca del swoosh para conseguir ver, por ejemplo, a Curry, gran estrella de Under Armour, bajo el logo de Nike en el pecho, logrando arrojar así algo de confusión al éxito de la firma de Baltimore.

En adidas confían, sin embargo en Harden pero también en los Rockets. En la marca están convencidos de que con un proyecto algo más ambicioso los Rockets pueden estar luchando por el anillo en el corto plazo. Además, son una importante vía de entrada para el mercado asiático, donde los Rockets tienen importantes lazos gracias a un ex jugador como Yiao Ming, que ha permitido construir una importante comunidad de seguidores de la franquicia en suelo asiático. La marca, por fin, ya ha encontrado al embajador buscado desde hace años. Ahora sólo falta que éste responda sobre la pista para que el retorno a la inversión realizada en el mismo, 200 millones de dólares en 13 años de contrato, sea lo suficientemente exitosa para la marca.




Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top