El Valencia arruina los planes de Peter Lim
  • Los pobres resultados obtenidos en el apartado deportivo por el club ché en los últimos meses han comenzado a dar al traste con el ambicioso plan elaborado por el magnate asiático dondeel marketing deportivo se convertía en una de las piedras angulares de un proyecto concebido para convertirse en la alternativa a Real Madrid y FC Barcelona




Los actuales propietarios del Valencia CF, la familia Lim, ya dan por hecho una realidad más que evidente: esta temporada tampoco será la de la consolidación de un ambicioso proyecto puesto en marcha por el magnate asiático desde su llegada al club valenciano y que tenía como eje argumental un excepcional rendimiento a nivel deportivo que elevara sobremanera la capacidad de generar ingresos del club sobretodo gracias al apartado del marketing deportivo que permitiera, con ello, construir un bloque sólido y una plantilla con las suficientes aspiraciones como para rivalizar con todo.

Objetivo: el marketing deportivo



Desde su llegada al club valenciano, Peter Lim lo tuvo claro: la entidad ché era un club con un potencial suficientemente elevado como para dar un paso más y convertirse en la alternativa a Real Madrid y FC Barcelona dentro del fútbol español. Pero ello pasaba, inexorablemente, por un incremento notable en la capacidad para generar ingresos que había que tratar de conferir al club valencianista.

Así, una de sus primeras medidas fue dar al departamento de marketing de la entidad una importancia que quizás hasta el momento no se le había dado. Y qué mejor que poner al frente del mismo a toda una institución dentro del fútbol británico en este sentido, Peter Draper, responsable de dicha área en el Manchester United, al que se le encomendó incrementar los ingresos que por este concepto era capaz de obtener el club español.

El Valencia arruina los planes de Peter Lim



Sin embargo, cualquier proyecto dentro del mundo del deporte relacionado con el apartado del marketing deportivo sólo tendrá visados de éxito si al mismo se le acompaña de un importante rendimiento deportivo sobre el terreno de juego, cosa que en el Valencia no han podido aún ser capaces de generar, creando una importante distorsión en dos áreas íntimamente relacionadas.

Así, los objetivos para dar ese salto cualitativo en el club ché no eran otros que alcanzar un presupueto cercano a los 150 millones de euros, lo que supondría un importante incremento respecto a los 115 millones que aproximadamente cuenta en la actualidad. Para ello, en este proyecto, tres argumentos cogían fuerza y nombre propio: los ingresos por su participación en Champions, cuyo objetivo por su bajo rendimiento está imposible para la próxima temporada; los ingresos por derechos de televisión, que sí se verán incrementados gracias al nuevo acuerdo firmado a nivel global en La Liga y, sobretodo, los ingresos por marketing, la gran asignatura pendiente e íntimamente relacionado con el rendimiento deportivo.

El escaso bagaje que el club ha logrado en este apartado apenas se reducen a algo más de 15 millones de euros anuales, una cifra enormemente lastrada por dicho rendimiento sobre el terreno de juego que hace que, por ejemplo, la camiseta ché sea, de la de los equipos "grandes" de La Liga, una de las más infravaloradas, sin un sponsor principal y con una relación con adidas que reportan números muy alejados de equipos de similar categoría del club valenciano.

La preocupación es alta y Lim sabe que para que su proyecto eche a andar de manera definitiva el marketing deportivo es un aspecto clave. Y éste sólo funcionará cuando el equipo comience a hacerlo a nivel deportivo.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top