El hermano de Guardiola se fija en China
  • Forma parte de un complicado entramado de acuerdos y alianzas con las que el fútbol chino espera dar el salto de calidad, no sólo a nivel deportivo sino, de igual manera, a nivel comercial y de marketing, con el que salir a hacer frente a las grandes competiciones europeas




El fútbol chino quiere tener voz propia dentro del planeta fútbol a nivel mundial. Y a buena fe que por dedicación y adopción de medidas tendentes a la consecución de dicho fin no va a ser. Así, si hace poco conocíamos al gigantesca inversión en fichajes que ha realizado en los últimos meses el fútbol del gigante asiático (superando incluso el desembolso realizado por la Premier), ahora sale a la luz el siguiente paso estratégico dado para potenciar el desarrollo y la expansión de la marca del fútbol chino a nivel internacional.

El hermano de Guardiola se fija en China



A los grandes fichajes con los que el país asiático trató de llamar la atención dentro del mundo del fútbol procedente de las ligas europeas (recordemos que en la última temporada han emigrado a dicho fútbol jugadores de la talla del ex atlético Jackson Martínez o Alex Teixeira), ahora se une un complejo acuerdo en el que participan de manera activa tres importantes soportes con los que sus dirigentes esperan potenciar el fútbol chino a escala mundial.

Así, Desports, una agencia china especializada en marketing deportivo; Gino Pozzo, propietario italiano de varios clubes de fútbol y Media Base Sports, firma especializada en la representación de futbolistas de élite y encabezada por Pere Guardiola, se han unido con un objetivo común: conseguir que el fútbol chino dé por fin el salto de calidad que todo el mundo vaticina para convertirse en una de las mayores potencias también en este deporte.


Primer paso: potenciar el fútbol en China



La alianza, presentada en el día de ayer en Shangai, pretende exportar la filosofía de gestión que funciona con gran éxito en el fútbol europeo a los equipos de fútbol asiático. Para ello, adquiere un especial papel cada una de las partes firmantes del acuerdo: MBS, encargada de la gestión de las carreras de importantes jugadores europeos, porque tratará que gracias al acuerdo el fútbol chino pueda importar grandes futbolistas de todo el mundo.

El siguiente soporte sería Gino Pozzo, conocido en la liga española pues es el actual dueño del Granada que también tiene la propiedad del Udinese italiano y el Watford inglés. Pozzo y su familia llevan más de 30 años gestionando equipos de fútbol y muchos lo consideran un referente en la gestión de los mismos. Con dicho acuerdo se pretende que su modelo se exporte a las entidades chinas.

Por último, Desports sería la consultora encargada de una figura tan sumamente importante como es el marketing deportivo. Conocedora del mundo empresarial chino, no es nueva ni mucho menos en estas lides puesto que ha sido la encargada de asesorar al propio Comité Olímpico Internacional en su búsqueda de sponsors o de la ATP o la WTA para los Masters 1.000 de tenis.

En definitiva, una alianza a tres bandas que pretende convertir el fútbol chino en un rival, en el medio y largo plazo, para los grandes clubes del planeta. Al menos, los pilares para ello ya lo están fijando.




Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top