El Bayern la pifia en las redes
  • La estrategia alemana para el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League ante la Juventus ha generado una importante crisis de reputación dentro de la entidad de la que ahora trata de salir




Las redes sociales se han convertido en una más que interesante herramienta dentro del mundo del deporte para todos los actores implicados en el mismo. Desde el punto de vista de las entidades deportivas, y centrándonos en éstas, los clubes de fútbol más importantes del mundo han encontrado en este canal una vía de acercamiento al hincha de la que antes no disponían que les permite estar en continuo contacto con los seguidores del club para poner en marcha importantes estrategias de comunicación. Sin embargo, un mal uso o un error cometido a través de ellas puede desencadenar una importante crisis de reputación de la que le pude ser más que complidado salir a la entidad afectada tal y como está ocurriendo con el Bayern de Munich.

Una estrategia desacertada



Ayer se disputó el partido de vuelta de la ronda de octavos de final que enfrentó en Alemania a la Juventus de Turin y al Bayern de Munich y que acabó con la clasificación de este segundo para la siguiente fase de cuartos de final tras imponerse en la prórroga con una remontada épica que dio a los de Guardiola su pase a la siguiente etapa del torneo.

Sin embargo, la noticia durante las horas previas no estuvo ahí sino en la polémica que el propio club alemán suscitó con su estrategia de comunicación a través de redes sociales que puso en marcha para dicho encuentro de vuelta. Para entender la misma, debemos remontarnos precisamente a la que durante toda la competición de Champions llevaba poniendo en práctica su rival de anoche, la Juventus de Turin, una estrategia que aludía al lema Fino alla Fine (Hasta el Final) y con la que la escuadra italiana motivaba a sus hinchas a cada paso que daba el equipo en esta edición de la competición.

El Bayern la pifia en las redes



Con motivo de dicho encuentro de vuelta, el Bayern decidió jugar con dicha estrategia italiana para responder, a través de las redes sociales, con una campaña que trataba de dar a entender que hasta allí habían llegado los representantes transalpinos, que ese "final" al que hacían referencia sería el Allianz Arena, estadio del Bayern, tal y como finalmente así ha sido.

Sin embargo, lejos de asegurarse el éxito con dicha campaña, en el club germano lo que han hecho es generar una agria polémica en torno a la imagen del club que ya está provocando un importante daño a la misma con una crisis de reputación de marca en ciernes. Así, desde la entidad bávara lanzaron un tweet con el lema Qui è la fine (Aquí está el final) tratando de dar a entender a la Juventus que ese sería su fin en la participación de la escuadra italiana en la presente edición de la Champions. Pero para acompañar gráficamente al tweet se jugó con una composición que rápidamente trasladó a multitud de usuarios en Twitter a la Alemania nazi por la semejanza y parecido con imágenes de la llegada de trenes de judíos a los campos de concentración.

Para cuando los responsables de la estrategia de social media alemana se dieron cuenta, el problema tenía ya unas dimensiones tan importantes que ha obligado al Bayern a lanzar una nota de disculpas pidiendo perdón a todos los que se han podido sentir afectado para tratar de parar una crisis de reputación de marca que, aún a día de hoy, ni el triunfo del Bayern en Octavos ha logrado tapar.




Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top