El Barça arriresga e imprimirá las nueva camisetas de la temporada que viene sin sponsors
  • Nike no puede esperar más y la entidad azulgrana ha informado públicamente, a través del máximo reponsable del Departamento de Marketing del FC Barcelona, que el club lanzará una primera versión de las camisetas de la próxima temporada sin sponsor en su frontal, lo que refleja lo complicadas que están las negociaciones para cubrir este apartado en la actualidad




Una de las grandes y graves consecuencias que se temían en el seno de la directiva azulgrana en relación al patrocinador principal de la camiseta del FC Barcelona, además evidentemente de la importante repercusión que el acuerdo con la compañía en cuestión pueda suponer a efectos económicos, era la presión añadida que desde la firma norteamericana Nike se realizaba para poder articular una estrategia de desarollo válida para el lanzamiento de la nueva camiseta de la temporada que viene. Dicho en otras palabras, comercialmente hablando y para que el asunto no se convirtiera en un pesado lastre difícil de arrastrar, en la marca necesitaban conocer más pronto que tarde el nombre de la marca patrocinadora del frontal de la camiseta para poner en marcha toda su maquinaria de fabricación y puesta a la venta en los canales oficiales de la misma con el logotipo de la compañía en cuestión.

Hace apenas unas horas, el propio FC Barcelona, a través de su responsable de Marketing y Comunicación y cuarto vicepresidente del club, Manel Arroyo, ha confirmado que la entidad azulgrana procederá a lanzar una primera remesa de camisetas de la temporada próxima sin publicidad en su frontal ante la incertidumbre de saber quién será el patrocinador oficial finalmente.

El Barça arriresga y fabricará las nueva camisetas de la temporada que viene sin sponsors



El anuncio, realizado en una entrevista concedida por el directivo azulgrana a un medio de comunicación, pone de manifiesto lo enquistadas que están las conversaciones del club con los responsables de la firma con más potencial para lograr el acuerdo y que no es otra que la actual patrocinadora, Qatar Airways.

Las discrepancias surgidas por las exigencias del presidente Josep María Bartomeu que, a tenor de los resultados deportivos obtenidos la temporada pasada, obvió el preacuerdo alcanzado con los dirigentes árabes para exigir más dinero, han supuesto un obstáculo del que difícilmente se podrá salir, al menos con resultados positivos, para la imagen del club.

El propio Arroyo ha querido restar importancia al hecho de proceder a una decisión tan arriesgada afirmado que se ha hablado incluso con Nike, actual sponsor técnico del club, que ha comprendido, en palabras de Arroyo, en todo momento la situación que se atraviesa en la entidad en torno a la búsqueda de un patrocinador principal para su camiseta.

¿Un plus para el aficionado?



Estas manifestaciones, no obstante, contrastan con la postura que a nivel interno e incluso, en alguna ocasión, de manera externa, han manifestado los dirigentes de Nike en relación al enorme trastorno que para la compañía norteamericana estaba suponiendo el desconocer hace unos meses, con la fabricación de las camisetas para la próxima temporada ya en marcha, el nombre de la firma comercial que iba a patrocinar el frontal de la elástica azulgrana.

Desde la directiva vuelven a insistir en tratar de quitar hierro e importancia al asunto y tratan de articular una estrategia de comunicación basada en el plus que para el aficionado más purista supondrá el poder contar una camiseta como la de hace algunos años, cuando la publicidad aún no había invadido el frontal de la piel del Barça, un argumento bastante interesante pero en opinión de muchos poco sólido a la hora de compensar el enorme trastorno que desde todos los puntos de vista supondrá poner en marcha esta tan arriesgada decisión.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top