Chevrolet sí se queda en la CBF
  • La marca de automóviles renueva por otros dos años con la Confederación Brasileña de Fútbol rompiendo así la tendencia de los últimos meses donde se ha producido el abandono de importantes patrocinadores del catálogo de sponsors de la organización que amenazaba con una importante crisis de reputación de marca a la entidad




La firma automovilística Chevrolet, perteneciente al grupo norteamericano General Motors, se ha convertido en el soplo de aire fresco que tanto necesitaba la maltrecha salud de la Confederación Brasileña de Fútbol, cuya marca estaba en caída libre después de las últimas huídas de patrocinadores (muchos de ellos con peso específico dentro de la entidad) tras los escándalos de corrupción y sobornos que vienen asolando su imagen desde hace unos meses.

Chevrolet sí se queda en la CBF



La Confederación Brasileña de Fútbol ha informado hace apenas unas horas del que probablemente haya sido el acuerdo de patrocinio más importante y con mayor relevancia firmado por la entidad brasileña en los últimos años, y eso que ha habido de por medio un Mundial de Fútbol en aquel país y con motivo del mismo se lograron alcanzar importantes acuerdos de patrocinio.

Así, la CBF ha hecho público el acuerdo de renovación alcanzado con la compañía de automóviles Chevrolet, perteneciente al grupo estadounidense General Motors, y que permitirá seguir contando con el apoyo de la entidad norteamericana durante los dos próximos años. Se estima que en cada uno de ellos, la compañía invertirá en dicho patrocinio alrededor de 15 millones de dólares.

¿Fín a la sangría?


Se pone, al menos hasta ahora, un punto y seguido a la enorme sangría que desde el punto de vista del patrocinio de la entidad estaba sufriendo la misma en los últimos meses, con la marcha de importantes patrocinadores de la CBF que huían del posible daño que los escándalos de corrupción y sobornos que asolan la entidad por temor a ver afectada su propia imagen.

Firmas como P&G, Sadia, Unimed o Michelín han ido anunciando en las últimas semanas su salida del catálogo de patrocinadores oficiales de la CBF, lo que ha provocado un importantísimo daño a la imagen de marca de la organización así como a la maltrecha tesorería.

Chevrolet lleva ligada a la Confederación Brasileña de Fútbol desde el año 2014, con motivo del Mundial de Brasil, y ocupará el lugar que ocupaba Sadia en la parte trasera de la camiseta de entrenamiento de la canarinha.






Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top