A LeBron no le gusta el Twitter de los Cavs
  • La estrella de la NBA ha dejado de seguir la cuenta oficial de la franquicia en la que juega, lo que ha desatado los rumores sobre una posible marcha de la misma al término de la presente temporada




Debía ser una semana concebida de manera exclusiva casi para el último gran acuerdo comercial de uno de los grandes astros de la NBA, LeBron James, que acaba de alcanzar una importante alianza con la aplicación de mensajería instantánea SnapChat, que cuenta con un amplio número de embajadores dentro del mundo del deporte. Pero sin embargo, el norteamericano es noticia en las últimas horas por un hecho que ha causado un enorme revuelo en las redes sociales: ha dejado de seguir a la cuenta oficial en Twitter de los Cavs, su actual equipo, lo que alimenta los rumores de una marcha de la franquicia en los próximos meses.

A LeBron no le gusta el twitter de los Cavs



La irrupción de las redes sociales en el mundo del deporte no sólo ha venido a configurar un amplio y cada vez más variado abanico de posibilidades para el deportista o las entidades deportivas y firmas relacionadas dentro de una industria, la del deporte, que mueve millones de dólares al año. También ha servido para que a través de ellas se analicen actuaciones que pueden vaticinar el futuro en el corto-medio plazo con cierta precisión.

El último movimiento en este sentido es el llevado a cabo por la gran estrella del universo NBA en un gesto aparentemente sin importancia pero que ha revolucionado las redes sociales: LeBron James ha dejado de seguir desde hace unas horas la cuenta oficial de los Cavs, su actual franquicia, en Twitter.

Falta de química



El hecho en sí no pasaría de una mera anécdota de no ser por las circunstancias que rodean al mismo. Al ser preguntado al respecto, el propio LeBron ha respondido de manera criptográfica afirmando que "el último nivel de la química es aquel en el que sabes lo que una persona piensa sin decir ni una sola palabra", recordando las palabras pronunciadas por el personaje de John Nash interpretado por Russel Crowe en una mente maravillosa.

Las mismas cogen cierto sentido después de que se lleve hablando durante toda la temporada precisamente de la falta de química existente entre LeBron y su compañero de juego en los Cavs, Kyrie Irving, que ha llegado a poner en duda la continuidad del ex de los Heat en la franquicia de Cleveland al término de la presente temporada. Además, la despedida de David Blatt como técnico de los Cavs a finales del pasado mes de enero ha sido un duro golpe para LeBron al que muchos ahora lo ven más fuera que nunca de la franquicia por un hecho tan aparentemente inofensivo como dejar de seguir la cuenta oficial de la misma en Twitter.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top