A la Euro tampoco le gusta Periscope
  • Desde la UEFA temen la utilización que los futbolistas participantes en la próxima Eurocopa puedan hacer respecto de las redes sociales y de herramientas como Periscope, sobretodo en el aspecto más comercial de su uso, y las posibles consecuencias legales que ello pudiera hacer recaer sobre la organización por parte de los patrocinadores oficiales del evento




Cuando fue anunciado en su momento, Twitter pretendía revolucionar el mundo de las telecomunicaciones. Con el lanzamiento de la herramienta Periscope para la transmisión de vídeo por streaming la conocida red social pretendía poner en marcha algo lo más parecido, se puede leer en la web de presentación de la herramienta creada por Twitter: "Puede sonar incluso descabellado pero lo que quisimos crear era lo más parecido a la teletransportación...Una imagen siempre podrá valer más que mil palabras pero un vídeo en directo nos puede transportar al mismo lugar y mostrarnos lo que está ocurriendo en ese momento". Hoy, la herramienta se ha convertido en la nueva amenaza dentro del mundo del deporte para los organizadores de los eventos que venden sus derechos a precio de oro a las grandes multinacionales de la telecomunicación.

A la Euro tampoco le gusta Periscope



La UEFA y el Comité Organizador de la Euro 2016 que se celebrará en unos meses en Francia ya han hablado: no quieren intromisiones de ningún tipo en la gestión de sus derechos y por eso han advertido hace apenas unos días en una de las reuniones que ha tenido lugar en París con todas las selecciones nacionales clasificadas a las mismas que vigilarán muy detenidamente el uso que los jugadores que asistan a la competición hagan de las redes sociales durante la Eurocopa al menos en los denominados actos oficiales, como ruedas de prensa, traslados, entrenamientos y, como no, partidos, pre-partidos y post-partidos.

Esepecial insistencia han hecho al respecto en una herramienta muy concreta: Periscope, sobre la qu ehan dispuestao que se prohibirá de manera expresa la emisión de imágenes de vídeo en tiempo real por parte de los jugadores ante el temor de posibles acciones y medidas legales que los legítimos propietarios de los derechos de la Eurocopa, firmas patrocinadoras que han puesto sobre la mesa importantes sumas de dinero, pudieran poner en marcha al ver afectados los mismos.


Poner puertas al campo



Aunque no son pocos los expertos que opinan que lo que pretende la UEFA no es más que poner puertas al campo, desde el entorno de la organización temen que se dé una situación similar a la vivida hace ahora cuatro años en la última Eurocopa y en la que, a pesar de las advertencias, los jugadores siguieron haciendo uso de las redes sociales muchos de ellos no ya a título personal sino con un caracter meramente comercial, objetivo de la preocupación por parte de la organización.

La herramienta Periscope ha cogido especial relevancia en los últimos días dado el cariz que a la misma le ha dado el barcelonista Gerard Piqué, con la emisión de vídeos en directo desde su concentración con el FC Barcelona, algo que ha provocado que el propio club avise seriamente sobre el uso que está dando a dicha herramienta y que La Liga se haya puesto manos a la obra para tratar de regular y controlar el uso que de este tipo de herramientas se hace por parte de los futbolistas de la Primera y Segunda División en España.




Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top