PDVSA deja a Maldonado sin Fórmula 1
  • La crisis económica por la que atraviesa Venezuela se ha trasladado al mundo de la F1 ante la imposibilidad de la petrolera estatal PDVSA de mantener el contrato de casi 50 millones de dólares anuales que le vinculaban a la extinta Lotus, ahora Renault, lo que ha supuesto la salida del equipo del piloto al que patrocinaba




Si hay un deporte en el que la máxima "tanto tienes, tanto vales" es una realidad dominante, ese no es otro que el de la Fórmula 1, donde la influencia de los patrocinadores oficiales de las escuderías, que vienen a dar sustento al proyecto de las mismas, sobre el destino de éstas es tal que son capaces de subir y bajar a los monoplazas a los pilotos que deben estar al mando del volante de los coches con independencia de contratos y calidad del piloto, que a estos niveles se presupone en todo. Es tal la igualdad reinante entre los pilotos y las exigencias económicas son de tal calibre, que aquel piloto que es capaz de llegar con un importante patrocinador bajo el brazo tiene mucho recorrido andado para lograr un volante en cualquiera de las escuderías del Gran Circo.

Pero al igual que ello es así, también puede suceder, como es el caso, al contrario: la falta de apoyos de patrocinadores importantes a los pilotos puede provocar que las escuderías valoren y consideren la incorporación a las mismas de otros que sí traigan ese aporte económico tras él y la salida de los primeros. Algo que ha podido experimentar en sus carnes el piloto venezolando Pastor Maldonado.

PDVSA deja a Maldonado sin Fórmula 1



Después de cinco temporadas de manera consecutiva como piloto de F1, el venezolano Pastor Maldonado fue el encargado de anunciar, hace ahora un par de días, a través de un comunicado, que no formará parte de la parrilla de salida en este 2016. El motivo, el importante debe que la petrolera PDVSA mantiene con la escudería Lotus, ahora Renault, y al que no ha podido hacer frente la firma venezolana, lo que ha provocado que el equipo galo haya decidido poner fin a su relación con la compañía y con el piloto.

Se confirma así el enorme peso específico que tienen los patrocinadores y sponsors oficiales de las escuderías sobre éstas, tanto en el aspecto positivo (si es que lo hay), capaces de colocar al mando del volante a su patrocinado, como en el negativo, igualmente capaces de bajar del coche a dichos pilotos a la mínima que haya algún tipo de problemas en la fluidez de esa aportación económica de la firma con destino a la escudería.

Crisis económica



La crisis económica y financiera que afecta a PDVSA, la petrolera estatal venezolana, recordémoslo, patrocinador oficial y personal no sólo de la extinta Lotus sino además de Maldonado, ha provocado la salida del paddock del piloto.

PDVSA ha puesto sobre la mesa en cada una de las temporadas que ha estado vinculada a la Fórmula 1 una cifra que ronda los 50 millones de dólares, una carta de presentación más que importante como para que Maldonado haya tenido, durante todo este tiempo, un volante asegurado dentro de la F1. En un momento de crisis actual por el que atraviesa Venezuela, con verdadera escasez en productos básicos como alimentos o medicinas y donde se está a punto de declarar el estado de emergencia económica, las cifras son sonrojantes.

La vinculación de PDVSA con el mundo de la Fórmula 1 nunca fue bien vista incluso desde el propio gobierno venezolano. A pesar de ser uno de los mayores escaparates que ha tenido al mundo a través del deporte, en más de una ocasión los rumores han invadido el paddock acerca de una posible decisión de las autoridades venezolanas de retirar la ingente suma de dinero que destina a este tipo de patrocinio ante la escasa tasa de retorno obtenida con respecto a la inversión que realizaba.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top