Nike veta las palabras "Muslim" o "Islam" en su NikeiD
  • La firma censura a través de su sistema de personalización en línea las palabras "Muslim" o "Islam" para evitar problemas con la comunidad musulmana y huir de crisis de reputación de marca como la vivida en el año 1997




Muy probablemente el asunto acabe siendo una de tantas anécdotas y curiosidades que puede rodear al mundo del marketing deportivo. Al menos para la inmensa mayoría. Pero otro importante colectivo puede verse verdaderamente sorprendido de que el sistema de personalización online puesto en marcha por la firma norteamericana Nike, su NikeiD, censure de manera automática la utilización de determinadas palabras, una limitación que ha dado el salto a la prensa tras la carta escrita a la propia Nike por un aficionado musulmán.

Nike veta las palabras "Muslim" o "Islam" en su NikeiD



Ocurrió hace apenas unos días. En el departamento de atención al cliente de Nike en su sede central de Oregon se recibía un correo electrónico (que fue remitido igualmente a algunos medios de comunicación) procedente de un cliente enojado con el sistema de personalización en línea que tiene Nike activo, su NikeiD, y que permite personalizar las zapatillas a adquirir con todo lujo de detalles.

Entre ellos, Nike permite incluso estampar una palabra de hasta seis letras en dichas zapatillas algo que, sin embargo, y según ha descubierto Nabeel Kaukab, no es realmente posible con todas las combinaciones posibles de letras para formar palabras que se pueden dar. Así, a este joven musulmán le llamó poderosamente la atención que el sistema de Nike prohibiera la combinación que daba como resultado las palabras Muslim o Islam. El motivo: ser consideradas como "malas palabras, argot inapropiado, insulto o contenido discriminatorio o contenido concebido para incitar a la violencia".

En su carta, Nabeel le pide a Nike que le aclare por qué cualquiera de esas dos palabras viola las directrices de la firma en este sentido. "No entiendo cómo se puede asociar, ya de por sí, dichas palabras a conceptos como violencia, insulto o contenido discriminatorio. Tampoco son palabras que estén registradas comercialmente a nivel mundial e impidan, por lo tanto, hacer uso de ellas en productos de Nike que bien pudieran llevar a la compañía a un problema de índole legal". Nabeel concluye preguntando a Nike si verdaderamente considera que palabras como Islam o Muslim incitan realmente a la violencia.

Crisis de reputación



La misiva, que se puede leer íntegra en varios medios de comunicación, no ha tenido hasta la fecha respuesta alguna por parte de la firma norteamericana. Hasta el punto es así que puede que sea esa falta de comunicación con Nabeel, la que haya provocado el interés de los medios en esta verdadera curiosidad en el sistema de personalización de zapatillas de Nike.

El sistema concebido por Nike es, antetodo, una herramienta que tiene ya de por sí varias palabras censuradas: "Allah", "Koran", "Jihad" o "ISIS" (aunque curiosamente no "Daesh", un término mucho más relacionado con el terrorismo islámico o "Kuran", una alternativa a "Koran" sí son permitidas). En realidad, Nike trata de proteger su imagen a la vez que evitar crisis de reputación como la que tuvo que hacer frente allá por finales de la década de los 90.

En el año 1997, Nike se encontró con un verdadero problema con una de sus últimas versiones de un modelo de sus zapatillas. Así, lanzó al mercado unas zapatillas con la palabra "Air" escrita en forma de llamas que se asemejaba mucho a la trasncripción en árabe de la palabra "Allah". El escándalo y las presionas contra la marca provocó que la firma norteamericana tuviera que cerrar en falso la promoción y lanzamiento de dicho calzado, en el que se había estado trabajando desde hacía meses, y retirar del mercado hasta 38.000 pares de las citadas zapatillas, un verdadero fiasco económico además de una crisis de reputación de la que costó salir a la marca en un mercado con millones de clientes como es el de la religión musulmana.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD




Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top