• El grupo suizo sigue el camino abierto por adidas y dejará de patrocinar de manera inmediata el programa de la Federación Internacional de Atletismo para los niños, IAAF Kids Athletics Programme, por los daños que a su reputación pueden provocar los escándalos de corrupción, sobornos y dopaje que asolan al organismo




La vía de agua que ha dejado abierta en la IAAF la decisión de adidas de abandonar el patrocinio de la organización es mucho más grande de lo que en principio se esperaba. La repercusión que la marcha de una marca internacionalmente conocida como la alemana ha tenido en el sector ha provocado lo que no pocos especialistas en el mismo ya auguraban: que otras firmas, patrocinadoras oficiales también de la Federación Internacional de Atletismo, se sumen a la decisión alemana y opten por coger el mismo camino que ella.

Nestle también rompe con la IAAF



El enorme escándalo de corrupción, sobornos y dopaje que desde hace unos meses salpica, y de qué manera, a la Federación Internacional de Atletismo, la IAAF, está pasando una factura a dicho organismo que puede salirle, a la postre, demasiado cara. Así, si hace tan sólo unas semanas era la gigante de la ropa deportiva adidas la que decidía poner fin a su relación con la máxima entidad rectora dentro del atletismo a nivel mundial (una decisión que ha generado no pocas críticas a la firma germana) ahora es otra importante firma, el grupo alimentario Nestlé, el que ha anunciado hace apenas unas horas su decisión irrevocable de retirar su apoyo al programa de la IAAF para los niños, el IAAF Kids Athletics Programme, un programa en el que ha estado activamente colaborando desde hace más de cuatro años.

Así lo ha comunicado la portavoz de Nestlé, Lydia Méziani, que ha justificado esta drástica decisión en un escueto correo electrónico dirigido a la agencia AFP en el que esgrime como pilares básicos de tan radical decisión la publicidad y el impacto negativo que los escándalos de corrupción y dopaje que, desde hace meses salpican a la IAAF, están provocando no sólo en Nestlé sino en todas las firmas y marcas comerciales vinculadas, de una u otra manera al organismo.

Un "regalo envenenado" para Nike



Desde que se pusiera en marcha dicho programa, alrededor de unos 15 millones de niños con edades comprendidas entre los 7 y 12 años han participado en las actividades promocionadas por el grupo suizo en hasta 76 países.

La marcha de Nestlé corrobora además la opinión de muchos expertos dentro del sector acerca del regalo envenenado que supuso para Nike la retirada de adidas del patrocinio de la IAAF. La firma norteamericana llevaba año esperando la oportunidad de ocupar un puesto hasta entonces reservado para los alemanes. La marcha de adidas fue vista como la gran ocasión de la marca del swoosh para vincularse con una organización seriamente herida por los escándalos de corrupción, sobornos y dopaje que han salpicado en estos últimos meses a la misma, un "regalo" realmente envenenado puesto que una posible vinculación de Nike con la IAAF daría pie a transmitir el mensaje de la tibia y ambigua postura de Nike frente al dopaje (recordemos las críticas por patrocinar al doblemente sancionado por dopaje Justin Gatlin en los últimos Mundiales de Atletismo celebrados en Pekín) y la radical posición de adidas frente a este tipo de escándalos, algo de lo que habría mucho que hablar sobretodo tras su actuación en otro escándalo de otro importante organismo, la FIFA.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD




Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top