Las marcas miman al colectivo LGBT
  • La marca alemana adidas se compromete, mediante cláusulas contractuales, a respetar y mantener su alianza con cualquier atleta perteneciente al colectivo LGBT después de que éste reconozca públicamente su condición sexual




El colectivo LGBT es un movimiento cada vez más importante en la sociedad actual capaz de mover, según los últimos datos, cada año alrededor de 800 millones de dólares en consumo, un mercado lo suficientemente atractivo como para que las principales firmas de ropa deportiva pretendan obtener su cuota de participación en el mismo. Y si hace tan sólo unos años la firma norteamericana Nike rompió el hielo con una polémica proposición, hacerse con los servicios del primer atleta que se declarara abiertamente gay en los Estados Unidos, ahora es la marca alemana la que coge el testigo dejado por los norteamericanos con una propuesta idéntica: patrocinar al primer atleta del mundo que se declare abiertamente y sin tapujos perteneciente a la comunidad LGBT.

adidas quiere al próximo atleta que se declare gay



La multinacional alemana adidas ha querido dar su apoyo a la visibilidad de los/las deportistas pertenecientes al colectivo LGBT con una propuesta por la que se obliga, mediante una cláusula impuesta en sus contratos, a no modificar ni cancelar su relación de patrocinio con el citado o la citada deportistas si éstos reconocen públicamente su condición sexual.

El compromiso de la marca alemana nace de un doble interés: por un lado la preocupación que la firma sostiene por un movimiento cada vez más importante dentro de la sociedad actual y, por otro lado, por un no menos lucrativo negocio que mueve millones de dólares cada año y en el que las firmas de ropa deportiva parecen haber fijado el escenario ideal para sus nuevas batallas.

adidas y nike se enfrentan por la comunidad LGBT



El mercado LGBT ha surgido con fuerza e interés dentro de los planes y objetivos de las principales firmas de ropa deportiva en los últimos meses, firmas que tratan de hallar a ese embajador de prestigio dentro del mundo del deporte que sea capaz de reconocer abiertamente su condición de homosexual para articular en torno a él sus estrategias. Y no es gratuito este interés.

El objetivo de las firmas es explotar un negocio al que la comunidad gay, lesbiana, transexual y bisexual aporta cada año más de 790 millones de dólares a la economía norteamericana según un estudio realizado por Bo Witeck, uno de los principales estrategas y consultores de marketing especialistas en el sector y que presume de su condición homosexual.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD




Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top