El Valencia ya tiene vía libre para sustituir a adidas
  • Desde el pasado 01 de febrero el Valencia tiene completa libertad para sentarse a negociar con cualquier otra firma de ropa deportiva que no sea adidas para su posible incorporación al club en calidad de sponsor técnico y sustituta, por lo tanto, de la marca germana.

  • A pesar de ello, el Valencia está obligado por contrato a continuar luciendo el logo de adidas en sus camisetas hasta la temporada 2017/2018.




El inicio del mes de febrero era una de las fechas marcadas en rojo por los actuales dirigentes del Valencia CF. Y no por una cuestión deportiva sino más bien por un tema relacionado con todo lo que se mueve dentro del mundo del marketing: a partir de esa fecha, el club valencianista tenía manos libres para sentarse a negociar con cualquier firma de ropa deportiva para una supuesta sustitución de su actual sponsor técnico, la marca alemana adidas, gracias a una cláusula así establecida en su contrato de patrocinio con la firma germana aunque su relación deba continuar vigente hasta junio de 2019.

El Valencia ya tiene vía libre para sustituir a adidas



Peter Draper, responsable del Departamento de Marketing del Valencia CF, ya tiene lo que quería: las manos libres para poder comenzar a negociar con cualquier otra firma de ropa deportiva. Así le habilita una cláusula introducida en el contrato de patrocinio que el club ché firmó en su día con la multinacional alemana adidas y en virtud de la cual, a partir de este mes de febrero, la entidad estaba habilitada para sentarse a hablar con otras posibles firmas de ropa deportiva interesadas en vestir al club valenciano.

Dicha cláusula no eximía, sin embargo, de la obligatoriedad de la entidad de continuar luciendo la , marca de las tres bandas en sus camisetas hasta la temporada 2017/2018, aunque su contrato vaya aún mucho más allá, puesto que no concluye hasta junio de 2019. Sin embargo, adidas se cuidó mucho de dejar abierta la posibilidad de igualar la mejor oferta recibida por el club ché en esas supuestas negociaciones al asegurarse un derecho de tanteo que le capacita para seguir siendo el sponsor técnico de la entidad siempre y cuando, como decimos, equipare o supere la mejor oferta recibida.

Descontentos con adidas


En el Valencia no acaban de estar del todo contentos con la firma alemana. Si bien en cuanto a la relación en sí se pudiera decir que el club ha obtenido lo que en principio buscaba con ella, una mayor exposición a nivel internacional con una firma de calado mundial capaz de llevar la marca VCF por todo el planeta, esa expansión no ha venido a compensar el enorme esfuerzo realizado por la entidad cuando firmó con adidas.

Llegados a este punto, no debemos olvidar que el Valencia rompió su contrato con la firma española Joma, por el que recibía cerca de 3,5 millones de euros anuales, para firmar con los alemanes por una cuantía que no llegaba ni a la mitad del mismo, alrededor de 1,8 millones de euros por temporada, a los que habría que sumar una serie de royalties que darían como montante final una cifra en torno a los 2,5 millones de euros al año. Y lo hizo, dicha ruptura, con el único objetivo de buscar una proyección internacional que la marca Joma no era capaz de ofrecerle en cuanto a presencia, internacionalización y prestigio mundial se refiere.

Sin embargo, el esfuerzo realizado por el Valencia ha comenzado a ser visto excesivo apenas dos años después de la llegada de adidas al club. Si bien es cierto que las ventas con adidas se han incrementando notablemente debido a esa red de tiendas y a la infraestructura con la que cuenta la marca alemana, en el Valencia consideran que el dinero que perciben económicamente de los alemanes les deja en una categoría muy inferior respecto a lo que reciben los clubes europeos que tienen contrato con adidas.

El boom del United


Y como siempre, el desencadenante de este descontento ha sido el contrato firmado hace ahora un par de temporadas entre el Manchester United y la multinacional alemana de casi 100 millones de euros anuales que ha provocado una reacción en cadena del resto de clubes a los que viste la firma. El siguiente en pasar por caja fue el Bayern, del que la firma es accionista minoritario, y que consiguió una renovación de cerca de 80 millones de euros al año. El Chelsea ha sido otro de los clubes adidas que recientemente han extendido su relación y a los que hay que sumar las nuevas incorporaciones como la Juventus o los tradicionales, como el Real Madrid.

Sea como fuere, lo cierto es que el Valencia es, de los grandes de Europa, el que menos dinero percibe por su sponsorización técnica por parte de la marca alemana. Pero, además, si cercamos el análisis a la Liga Española, el club valencianista está muy por detrás de lo que cobran otros clubes no ya de la firma germana sino de la competencia como pueden ser el Atlético de Madrid con Nike (casi 15 millones de euros al año); el Athletic de Bilbao, también con la firma norteamericana (2,5 millones de euros al año) o el Sevilla, al que New Balance, la firma matriz que sustituyó a Warrior en las camisetas andaluzas, desembolsa 3,5 millones de euros anuales.

En adidas consideran que el escenario ha cambiado y mucho respecto al existente en el momento de la firma con los alemanes y ya se han puesto a trabajar para mejorar lo que perciben por su camiseta, de la que recordemos sigue careciendo de patrocinador principal. Draper la valoró hace unos meses en unos 10 millones de euros anuales a los que habría que sumar el incremento que procedería del nuevo contrato por la sponsorización técnica que harían a la camiseta ché una fuente de ingresos para el club valenciano que bien podría andar en torno a los 15 millones de euros al año, una cifra con la que los dirigentes del club sí que estarían más conformes.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD




Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top