El fundador de Nike dona 400 millones a Stanford
  • Phil Knight, uno de los cofundadores de Nike, acaba de donar 400 millones de dólares a la Universidad de Stamford para proyectos sociales ahora que las críticas a la marca por las condiciones laborales en sus fábricas de Asia vuelven a aparecer




No hay mejor defensa que un buen ataque. Y en las últimas semanas, en Nike habían comenzado a observar como los buenos resultados obtenidos por la compañía a nivel de números y los reconocimientos a la gestión de sus dirigentes habían comenzado a sacar a la luz, nuevamente, una corriente crítica con la firma de Oregon basada en los múltiples escándalos que afectan a la compañía en lo referente a sus fábricas y sedes en Asia. Todo ello ha llevado a Nike a tener que tomar medidas al respecto de proteger su imagen, unas medidas en las que bien pudiera estar encuadrada la última decisión de uno de sus fundadores: Phil Knight.

Asia



Los problemas que las grandes compañías tienen con sus fábricas e instalaciones en el continente asiático son uno de los temas más recurrentes por los movimientos críticos hacia las prácticas que en aquellas latitudes ponen en marcha por los representantes de estas compañías, unas prácticas carentes por completo del más mínimo respeto a las condiciones laborales de los trabajadores e, incluso en muchos casos, a los propios derechos humanos.

En este escenario, una de las firmas que más ha sido criticada por la actuación de esos responsables en Asia no ha sido otra que la marca norteamericana Nike, que ya se tuvo que enfrentar hace unos meses a un importante boicot en las universidades norteamericanas ante el no respeto de dichos derechos laborales en sus instalaciones asiáticas y que provocó incluso la ruptura de varios acuerdos de patrocinio con importantes universidades.

El fundador de Nike dona 400 millones a Stanford



Y es, quizás, en este escenario, en el que haya que encuadrar la última decisión de uno de los fundadores de la firma norteamericana, Phil Knight, que ha anunciado hace tan sólo unos días que donará 400 millones de dólares a la Universidad de Stanford para que ésta reclute a estudiantes graduados de todo el mundo que ayuden a hacer frente a problemas sociales como la pobreza y el cambio climático.

La acción, admirable en todo caso, no deja sin embargo de tener cierto tufillo a estrategia destinada a lavar la imagen de la compañía y salvar una incipiente crisis de reputación de marca que en las últimas semanas ha vuelto a aparecer como amenaza en el entorno de la firma. El marketing social es una de las estrategias más socorridas y a las que más recurren las marcas para tratar de hacer frente a importantes crisis de reputación de imagen, y uno de los que cuentan con más calado entre la sociedad a la hora de ser aceptado.

En Nike lo saben y son conscientes que invertir en él es uno de los modos de salvaguardar su propia imagen de ataques de grupos críticos contra la gestión de la compañía. Aunque ello le cueste 400 millones de dólares.




Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top