Ecclestone da la puntilla a la F1
  • El máximo mandatario de la F1 ataca directamente a los equipos grandes a los que acusa de oponerse a los cambios y a Jean Todt, por no haber cedido el gobierno de la F1




No es lo habitual pero Bernie Ecclestone se ha convertido en una de esas grandes excepciones dentro del mundo del deporte capaz de atacar a su propio negocio, la F1. Y aunque sea realmente un movimiento más orientado a presionar a las escuderías para que acepten la entrada en vigor de una serie de cambios que vayan en pos del espectáculo, las críticas también se han dirigido hasta Jean Todt y la propia FIA.

Ecclestone da la puntilla a la F1



"No pagaría para llevar a mi familia a ver un Gran Premio. La actual es la peor situación de la F1 de toda su historia". El que así habla es Bernie Ecclestone, que se ha despachado a gusto en una entrevista concedida al diario británico Daily Mail, unas afirmaciones con las que trata de presionar a los equipos, sobretodo los grandes, para que acepten la inclusión de una serie de cambios en la F1 para garantizar la recuperación de un espectáculo que ha decaído en los últimos años.

Para Ecclestone, el problema actual de la F1 está completamente identificado. Los aficionados quieren más espectáculo y no escuderías dominadoras de principio a fin de campeonato como ha ocurrido con Red Bull y, en los últimos años, con Mercedes. Así la intención es tratar de reformar el actual sistema de competición, algo a lo que, de momento, se oponen las grandes escuderías.

Ecclestone da la puntilla a la F1



No quedan ahí los ataques de Ecclestone. Según el británico, Jean Todt se ha convertido en un mero diplomático interesado en colaborar con la ONU en campañas para disminuir accidentes pero completamente ajeno a las necesidades reales de la Fórmula 1 actual. Igualmente, Ferrari y Mercedes se han convertido en objetivo del ataque de Ecclestone: "¿Qué sentido tiene ir a las carreras si se conoce de antemano el resultado? ¿Cuál es el interés por apostar si las casas de apuestas saben que ganará o bien Hamilton o bien Rosgberg?"
 .

Para el magnate británico, el asunto está claro: la actual situación va en detrimento claro incluso de los propios patrocinadores, que ante la falta de interés que centra la competición entre los aficionados motivará una caída en el interés de los mismos y en las cantidades que éstas, marcas y firmas comerciales pero también televisiones y operadoras, están dispuestas a abonar para seguir patrocinando dicha competición.




Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top