adidas pica a Under Armour en la Super Bowl
  • La marca alemana lanza un mensaje envenenado a través de las redes sociales a su gran competidora en el mercado estadounidense, Under Armour, recordándole cuál es el verdadero MVP que realmente importa




Lo contábamos hace tan sólo unos días. La Super Bowl es un acontecimiento que sobrepasa, y con mucho, la interpretación y el análisis que de la misma se hace única y exclusivamente desde el punto de vista deportivo. Su repercusión, mediaticidad y notoriedad a nivel mundial, capaz de atraer ante sí a millones de espectadores de todo el mundo, suponen un importante foco de atracción para las firmas y marcas comerciales, deseosas de participar en un evento capaz de convertir un espacio sin interés ninguno en otros deportes y aprovechado por los aficionados para desconectar un poco del mismo, el intermedio, en uno de los actos comerciales más rentables que cualquiera pueda conocer hoy en día en el mundo del deporte y con casi tanto interés para esos aficionados como el propio encuentro.

Las marcas saben de ese enorme poder de la Super Bowl. Y por ello tratan de sacar el máximo partido de ello. La última edición de la misma, la que hace la número 50, pudimos ver en liza a cómo tres de las principales firmas de ropa deportiva del mundo, Nike, Under Armour y adidas, ordenadas por importancia dentro del mercado estadounidense según los últimos estudios, disputaban una Super Bowl paralela en la que todos ganaron y nadie perdió pero que fue aprovechado por alguna de ellas para resolver asuntos pendientes.

Un nuevo escenario, un nuevo rival



Si hay una marca que ha irrumpido en el último año con absoluta fortaleza no sólo en el mercado norteamericano sino igualmente a nivel mundial, esa no es otra que Under Armour. La compañía de Baltimore no sólo ha sido capaz de plantar cara a las dos gigantes del sector en los Estados Unidos sino que, además, ha superado a una de ellas, adidas, dentro de dicho mercado, algo que en la casa alemana nunca han llegado a asimilar.

Con el objetivo de recuperar el terreno perdido, la compañía germana ha puesto en marcha un concienzudo plan de choque que tiene como una de sus líneas argumentales una mayor presencia de la compañía en los deportes "estrictamente" norteamericanos, como bien puede ser el football, donde precisamente Under Armour ha ido ganando terreno en los últimos años. Y dentro de ese plan de choque, destaca la genial actuación de la marca en la última Super Bowl, dando un sutil toque de atención a la compañía presidida por Kevin Plank que a buen seguro habrá tomado nota para, en cuanto pueda, poder devolverle una acción que ha sido tendencia en las redes sociales en los Estados Unidos.

adidas pica a Under Armour en la Super Bowl



Tanto adidas como Under Armour (qué decir de Nike) acudían a la cita de San Francisco con sus propias bazas: embajadores de marca por uno y otro lado con la que ambas compañías pretendían contrarrestar el poder de Nike, patrocinadora oficial de la NFL. Sin embargo, Under Armour llegaba además con la vitola de tener en su catálogo de embajadores al que había sido elegido MVP de la NFL, el jugador de los Panthers de Carolina, Cam Newton, lo que le daba cierta ventaja respecto a adidas y sus embajadores.

Pero el destino pone ocasiones para recuperar terreno perdido y adidas sí ha sabido aprovecharlas. La abrumadora victoria de los Broncos de Denver frente a los Panhters en la gran final dejó a Newton y Under Armour casi sin capacidad de respuesta y a adidas con un título en su poder conquistado bajo la tutela de Von Miller, el verdadero protagonista de la final, elegido MVP de la Super Bowl y, además, embajador de adidas.

Desde el momento en que se conoció su elección, adidas rápidamente actuó a través de redes sociales publicando un tweet en su cuenta oficial de Twitter donde lanzaba un dardo envenenado a Under Armour que aún no ha obtenido respuesta y que se convirtió en tendencia en los Estados Unidos: "El único MVP que importa. Felicidades Von Miller". El mensaje de felicitación a su embajador ocultaba un más que evidente destinatario del mismo: Under Armour, al que le recordaba que, a pesar de tener a Newton elegido como MVP de la NFL, el verdadero premio era tener al MVP de la Super Bowl, algo que sólo tenía adidas. Una guerra, la de Under Armour y adidas, que a buen seguro aún tiene muchas batallas que librar.





Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top