Sin aún ejercer, ya hay dudas sobre el nuevo CEO de adidas
  • En la marca alemana comienzan a surgir las primeras voces discordantes con la elección del que será su nuevo Consejero Delegado a partir del próximo Octubre y la idoneidad y oportunidad de un perfil como el suyo para el cargo.

  • Rorsted, directivo especializado en productos de consumo, llega sin apenas experiencia en el sector del deporte y con el único antecedente en Nike de un perfil similar para el puesto de máximo responsable de la compañía que acabó siendo un fracaso a nivel de gestión.




La elección y su posterior anuncio hace apenas unas horas causó sensación dentro del sector: la multinacional alemana adidas había finalizado el proceso de elección del que será su nuevo CEO con el anuncio de la llegada del actual Consejero Delegado de Henkel, una firma alemana de productos para el consumo que el nuevo responsable que gobernará los designios de adidas a partir del próximo mes de octubre ha llevado al éxito desde que se puso al frente de su puesto en la compañía germana. Su anuncio trajo como consecuencia inmediata un repunte de las acciones de la firma de las tres bandas en los terrenos bursátiles que llenó de optimismo a los responsables de dicha elección. Sin embargo, apenas unas horas después, ya comienzan a surgir voces críticas incluso desde el entorno de la propia marca acerca de la capacidad de Kasper Rorsted para ponerse al frente de una compañía como adidas.

Una apuesta ¿segura?



La elección por parte de los altos inversores del grupo alemán adidas de su nuevo Consejero Delegado que vendrá a coger las riendas una vez que Herbert Hainer ponga fin a su estancia en la compañía no ha sido, ni mucho menos, un proceso sencillo.

La multinacional alemana puso en marcha toda su maquinaria hace ya algunos meses cuando el propio Hainer confirmó que no seguiría al frente de la nave germana una vez concluyera su actual vinculación, en marzo de 2017, rechazando de este modo la oferta de prórroga que los inversores alemanes pusieron sobre su mesa.

Desde entonces, el proceso para hallar un sustituto capaz no ha cesado hasta dar con el que ha sido considerado por la firma alemana como una verdadera apuesta segura para la continuidad del proyecto de adidas y para poder afrontar los retos que esperan a la compañía en el futuro más inmediato, como reconquistar los Estados Unidos, para cuyo fin han elegido a Kasper Rorsted, el actual CEO del grupo Henkel, uno de los mayores grupos dedicados a productos de consumo del mercado alemán especializado en productos de limpieza y cuidado personal que triplicó el precio de su acción durante los ocho años en los que Rorsted ha estado al frente de su equipo.

Una apuesta, en definitiva, en principio segura pero sobre la que ya han comenzado a aparecer las primeras dudas.

Sin aún ejercer, ya hay dudas sobre el nuevo CEO de adidas


Con su elección, adidas espera obtener el mismo éxito que Henkel ha experimentado mientras ha estado Rorsted al frente de Henkel pero, sobretodo, y como objetivo inmediato, recuperar la segunda posición dentro del mercado norteamericano perdida hace algo más de un año en favor de Under Armour, que le ha ido comiendo terreno a la marca alemana en suelo estadounidense hasta superarla y colocarse como segunda marca en dicho mercado.

Sin embargo, la carrera de Rorsted no siempre ha estado marcada por el éxito. En el año 2014, la presidenta ejecutiva de Hewlett-Packard, Carly Fiorina, despidió a Rorsted de su cargo como máximo responsable de las operaciones de la compañía en Europa, Medio Oriente y África, al no conseguir lograr los objetivos marcados por la compañía.

Pero no sólo eso. Existen serias dudas de que este directivo danés, de 53 años de edad, sea capaz de adaptar las claves del éxito impuestas en una compañía de un sector tan sumamente diferente como es Henkel al ámbito de acción de adidas. Especializado en las estrategias para el mercado de productos de consumo, será especialmente interesante ver como se enfrenta y qué estrategias adopta para plantar cara sobretodo a firmas como Nike y Under Armour que tienen al frente de las mismas a presidentes ejecutivos con una larga experiencia dentro de la industria deportiva.

Es más, el único antecedente similar dentro de la industria de un profesional del sector del que procede Rorsted lo encontramos precisamente en su gran rival Nike. La firma norteamericana puso en su máximo cargo, aunque de fuera brevemente, a un ex directivo de productos de consumo especializado en los datos. Su gestión fue tan nefasta que apenas duró dos años en el cargo y en el seno de la marca del swoosh no dudan en considerarla abiertamente como un verdadero fracaso.

adidas ya tiene nuevo CEO. Y ahora, con la perspectiva que da el paso de las horas y la desaparición de la euforia de su anuncio, en la marca comienzan a surgir las primeras dudas sobre un dirigente que aún no ha comenzado a ejercer.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top