Lim y Neville: una relación más allá del fútbol
  • Las exigencias de Lim a Mendes para que buscara un sustituto a Nuno Espirito Santo eran claras: no podía ser cliente del representante luso

  • El superagente portugués respondió con la recomendación de Gary Neville, un entrenador desvinculado del entramado dirigido por Mendes pero con fuertes relaciones con el dueño de la entidad valencianista




Cuando el pasado mes de noviembre el supermillonario dueño del Valencia, el asiático Peter Lim, se vio forzado a prescindir de su por entonces todavía entrenador, el portugués Nuno Espirito Santo, una de las premisas que dio a Jorge Mendes, su consultor de cabecera para estas cuestiones, fue que guardara las formas: quería un entrenador pero que estuviera en cualquier caso desvinculado del ámbito de actuación y representación del agente portugués. La creciente masa crítica en Valencia de considerar al club como un negocio privado de Lim, Mendes y compañía hacía necesario que no hubiera más detalles de este tipo de relaciones que pudieran acrecentar dicho sentimiento. Mendes cumplió y presentó un entrenador desvinculado por completo de su ámbito de actuación pero íntimamente relacionado con Lim fuera de los terrenos de juego.

Un hombre de confianza



El curriculum de Neville en los banquillos brillaba por su ausencia, lo que acrecentó las dudas de la afición y medios de comunicación de la ciudad al respecto de la idoneidad de dicha elección; apenas una colaboración como ayudante de Roy Hodgson en la selección inglesa, vinculación con la FA que le obliga a estar presente y a disposición de la misma durante la próxima Eurocopa. Y sin embargo, llegaba al banquillo de uno de los clubes más importantes de Europa: el Valencia.

El nuevo entrenador desembarcaba en el club ché como la gran apuesta personal de Peter Lim, un hombre de confianza para un dueño que poco a poco ha ido poniendo el proyecto deportivo de la entidad en manos de su círculo más cercano. Pero, ¿qué relación le une con Neville?

Lim y Neville: una relación más allá del fútbol



Más allá de que ambos tengan los mismos gustos futbolísticos o de que la idea de fútbol que pretende poner en marcha Neville como máximo responsable de la parcela deportiva en el Valencia coincidan con el presidente, la relación que une a ambos, presidente y entrenador, sobrepasa la esfera meramente deportiva.

Que se sepa, Lim y Neville son socios al menos en hasta cuatro empresas en las que comparten accionariado, según datos recabados por el Grupo Plaza. Su principal colaboración es en la firma GG Collections, con una distribución del accionariado entre Ryan Giggs (6%), Gary Neville (19%) y el propio Lim (75%). La firma será la que lleve a cabo el ambicioso plan de remodelación de uno de los barrios míticos de la ciudad de Manchester que implicará la construcción de un hotel de cinco estrellas en el histórico edificio de la bolsa de la ciudad, además de oficinas, restaurantes, bares y apartamentos de lujo.

A pesar de que éste sea quizás su proyecto más ambicioso, los tres protagonistas anteriores comparten otra sociedad con una proporción del 12,5% en el caso de ambos jugadores y del 75% para el presidente ché, que se encarga de construir y explotar los Cafe Football, un concepto de negocio de la restauración muy relacionado con el fútbol y del que ya hay dos franquicias, una en Manchester (justo al lado de Old Trafford) y otra en Londres, a la espera de su expansión definitiva por todo el Reino Unido y de ahí, el salto a Europa.

La tercera sociedad que comparten es otro negocio inmobiliario en el que además de los tres socios citados están también presentes otros ex-futbolistas como Phill Neville, Paul Scholes y Nicky Butt, sociedad que se encarga de la gestión de la cadena de hoteles que tienen distribuidos por toda Inglaterra estos ex del United. Además de todo ello, Neville y Lim son socios en el modesto Salford City, un club cuyo objetivo es ayudar a los deportistas más jóvenes sin descuidar su vertiente más social.

En definitiva, una relación que va mucho más allá de los gustos deportivos del presidente por éste o por aquél entrenador y que dejan entrever bien a las claras los negocios que se mueven en torno al deporte en general (al fútbol en particular en este caso) poniendo a éste como excusa.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top