La ITF quiere una Final Four en la Copa Davis
  • La ITF pretende relanzar la Copa Davis como competición con la introducción de una Final Four a partir de semifinales con la sustitución del actual sistema de competición




Preocupados por el descenso, tanto a nivel mediático como en el interés que la competición genera entre los aficionados, los responsables de la ITF, la Federación Internacional de Tenis, creen haber logrado la solución para relanzar una competición otrora reina entre todas las existentes en el torneo y en los últimos años de capa caída al menos a nivel de notoriedad en cuanto a repercusión se refiere: la Copa Davis.

Urgen cambios



El presidente de la ITF, Dave Haggerty, ha sido el encargado de comunicar los planes que se barajan en la organización para tratar de relanzar una competición cuyos objetivos a alcanzar, al menos desde el punto de vista del marketing y comercial y del interés que la misma genera entre los aficionados, deja mucho que desear en los últimos años.

Así, Haggerty ha reconocido de manera pública que en uno de los proyectos en los cuáles están trabajando desde la Federación Internacional de Tenis en conveniencia con las Federaciones Nacionales más importantes del mundo no es otro que el de un posible cambio en la organización y forma de competición de la Copa Davis, un cambio que se podría convertir en una realidad en el corto plazo de superar serios obstáculos que existen en su camino.

La ITF quiere una Final Four en la Copa Davis



La idea sobre la cual están trabajando los actuales directivos de la ITF es la de introducir en la Copa Davis el sistema de Final Four para las rondas finales, con lo que se ganaría en atractivo, en prestigio y en tiempo y se lograría una mayor vinculación de los tenistas en el proyecto, toda vez que se acortarían los plazos de competición en un calendario ya de por sí extremadamente sobrecargado y que propicia la ausencia de importantes tenistas en los equipos de los diferentes países, lo que a su vez va en detrimento del potencial de la propia Copa Davis.

Así, Haggerty quiere seguir avanzando en una idea que partiría de agrupar las semifinales y la final de la competición en un único torneo a disputar en una ciudad neutral: las semifinales se disputarían durante tres días, con una jornada de descanso y, a continuación, se disputarían otros tres días de la gran final.

El gran obstáculo ahora a superar es tratar de poner en consonancia con la idea a todos los organismos rectores y gubernativos que imperan el mundo del tenis, sin cuya aprobación dicho proyecto no sería posible.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top