La Fórmula E ya le roba sponsors a la F1
  • La marca Mumm, champán oficial de la F1 desde hace 15 años, ha respondido de manera contundente a las exigencias de la F1 de obtener más dinero para mantener dicha distinción dentro del Gran Circo y ha roto el acuerdo que les unía para dar el salto a la Fórmula E

  • Moet et Chandon, nuevo sponsor de McLaren, se perfila como la marca sustituta aunque la F1 deberá negociar en condiciones de inferioridad ante la premura para cerrar dicha alianza antes del inicio de la competición




Comenzó apenas sin hacer ruido, con escasas ambiciones y siendo vista como la hermana pequeña y pobre de la Fórmula 1. Y en apenas una temporada ha sido capaz de convertirse en una verdadera amenaza y preocupación para los responsables de la organización gobernada por Bernie Ecclestone ante el avance imparable de su exposición y mediaticidad a nivel mundial, que le ha llevado a ser capaz incluso de comenzar a arrebatarle sponsors oficiales a la todopoderosa F1.

La Fórmula E ya le roba sponsors a la F1



Las alarmas, todas, se han encendido de golpe en el entorno de la Fórmula 1. Una competición que nacía para ser considerada como la hermana pequeña de aquella ha comenzado a crecer hasta el punto de convertirse en un dolor de cabeza, otro más, para la Fórmula 1 que ahora mismo ve con perplejidad como al enorme problema de la caída de interés que vive la competición se une el peligro del ascenso entre las preferencias de los aficionados de la incipiente Fórmula E.

Así, la categoría eléctiva, que comenzó sin apenas hacer ruido y de manera muy silenciosa (nunca mejor dicho), ha comenzado a "robarle" patrocinadores oficiales a la propia Fórmula 1, un hecho que ha encendido todas las alarmas en el seno de la organización del Gran Circo. Así, el champán Mumm, y al que la Fórmula 1 casi despreció recientemente exigiéndole más dinero por ser socio comercial de la competición al considerar que no le pagaba lo suficiente, ha decidido poner fin a la vinculación con la F1 para incorporarse al patrocinio de la Fórmula E, lo que ha provocado que la propia Fórmula 1 haya tenido que salir a la búsqueda de otra marca de bebidas (se habla de Moet et Chandon) que ocupe su lugar si bien se parte de que la sorprendente marcha de Mumm y la cercanía del inicio del próximo campeonato le deja en una situación de inferioridad a la hora de negociar los términos contractuales, sobretodo en el apartado económico, del acuerdo a alcanzar.

Pérdida de interés



La noticia ha caído como un auténtico jarro de agua fría entre la organización después de que hace apenas unas semanas se conociera la ruptura, de manera unilateral y tres años antes de la conclusión de su vinculación, del contrato que tenía la BBC británica para dar la Fórmula 1 en el Reino Unido alegando problemas económicos.

Sin embargo, a nadie en el sector se le escapaba en ese momento que bajo dicha decisión, en la que muy probablemente gran parte de la misma tenga como argumento principal dichos problemas económicos por los que atraviesa en la actualidad la citada cadena, tenga mucho que ver también la caída de audiencia de una competición que ha visto como en los últimos años, gracias al dominio absoluto e incontestable primero de Red Bull y ahora de Mercedes, ha ido restando alicientes a la competición de cara a los aficionados lo que ha provocado un descenso de igual manera en el interés de las grandes firmas comerciales en sus intenciones de unirse a la competición en forma de patrocinador oficial.


¿Lo vas a dejar escapar?



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top