La FIBA come terreno a la Euroleague
  • La Euroleague asiste con perplejo a cómo el plan elaborado por la FIBA de dividir para vencer poco a poco va dando resultados, con cada vez más federaciones incorporandose a la Champions League de la competición



Preocupación. Ese es el sentimiento que existe ahora mismo en los actuales rectores de la Euroleague, que ven como el plan de FIBA de "divide y vencerás" está causando estragos dentro de la principal competición de baloncesto del mundo tras la NBA ante las intenciones del máximo organismo rector del basket mundial de tener su propia Champions League.

Divide y vencerás



Nació como una alternativa, un intento a la desesperada de la FIBA de poner coto al dominio de la Euroleague dentro de la organización de competiciones deportivas en el mundo del baloncesto y, sobretodo, como una medida para tratar de controlar la organización de un evento, la Euroleague de Baloncesto, capaz de generar en torno a ella millones de euros en ganancias.

Sin embargo, la negativa con la que fue recibida por parte de los integrantes de la Euroleague, los clubes más importantes de Europa que veían con recelo la entrada en la organización de la todopoderosa FIBA, le llevó a adoptar una serie de medidas tendentes, en gran medida, a provocar la división en el propio seno de la Euroleague, anunciando la creación de una competición paralela, la Champions League de Baloncesto, que reuniría a los mejores clubes de Europa. excepción hecha de los integrantes de la Euroleague.

La FIBA come terreno a la Euroleague



Aunque en un principo ese intento quedó prácticamente diluido en la nada, la decisión de la Euroleague de cerrar la competición a una serie de equipos fijos y "condenar" a importantes entidades europeas a no participar en la competición más que para las pocas plazas que dejaría abierta a esas entidades invitadas, se convirtió en el resquicio utilizado por FIBA para tratar de obtener rendimiento a un malestar creciente en importantes clubes europeos.

Así, la Euroleague ha vidido hace apenas unas horas un nuevo y duro golpe con el portazo a la competición dado por los clubes turcos, un portazo que llega tan sólo diez días después de que las Federaciones Francesa e Italiana anunciaran que sus clubes pasarían a integrarse en la Basketball Champions League, la competición paralela que va a crear la FIBA y en la que ahora también estarán los clubes turcos.

Ello implica que tan sólo el Fenerbahçe y el Anadolu Efes, dos clubes que tienen garantizada plaza fija en la Euroleague por contrato con la competición, jugarán la misma mientras que el resto de clubes lo harán en la nueva competición FIBA, por lo que asestarán un duro varapalo a la Eurocup, la segunda competición de la Euroleauge.

La decisión de la Federación turca puede tener incluso importantes connotaciones a nivel comercial para la Euroleague. Uno de los clubes turcos que actualmente disputa la competición, el Darussafaka Dogus, ya sabe de antemano que no la jugará la temporada que viene con la decisión adoptada por su federación. Se da la circunstancia de que Dogus es un importante patrocinador además de dicho club de la propia Euroleague, por lo que la salida del equipo de la competición el año próximo puede dejar a la Euroleague sin un importante sponsor.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top