El GP de Rusia incorpora a Lukoil como nuevo sponsor
  • La mayor firma petrolera del país se incorpora como uno de los principales patrocinadores al Gran Premio de Rusia de Fórmula uno apenas un mes antes del inicio de la temporada oficial de la competición




En pleno debate existente dentro del Gran Circo acerca de la caída en el interés del aficionado al mundo del motor por una competición cada vez más falta de alicientes que atraigan no sólo ya el interés de una decepcionada afición sino también de firmas y marcas comerciales, que han visto como en los últimos años el dominio de escuderías como Red Bull primero y Mercedes después se ha hecho insostenible para el futuro de la competición, uno de los mayores grupos empresariales de Rusia ha confirmado su vinculación y su apuesta empresarial por el Gran Premio que se celebra en su país.


El GP de Rusia incorpora a Lukoil como nuevo sponsor



Un respiro. Así ha sido visto el anuncio que desde el mayor grupo petrolero de Rusia, la firma Lukoil, ha realizado hace tan sólo unas horas para informar de su vinculación al Gran Premio de Rusia de Fórmula 1 en calidad de patrocinador oficial, dando aire a la cada vez más acorralada gestora de la competición, a la que se le achaca desde varios frentes su incapacidad para mantener entre el aficionado, y por ende entre los patrocinadores oficiales, el interés por una competición, un interés seriamente dañado por el monopolio y dominio total que a nivel deportivo han ejercido escuderías como Red Bull o Mercedes en los últimos años.

El anuncio fue dado a conocer por las autoridades rectoras de la compañía y ya ha entrado en vigor hasta el pundo de que los propios organizadores del citado Gran Premio ya han confirmado no sólo ya la firma del acuerdo sino, además, la puesta en marcha de los operativos precisos para instalar las vallas publicitarias por todo el circuito de Sochi con la marca y el distintivo de la petrolera.


Huída de patrocinadores


La noticia llega en plena huída de patrocinadores oficiales y de medios vinculados con la explotación comercial de la Fórmula 1. Así, hace tan sólo unos días conocíamos como el que hasta ahora era conocido como el champán oficial de la competición, la marca Mumm, cambiaba de aires hacia unos destinos mucho más respectables con el medio ambiente como era la Fórmula E, poniendo fin a una relación con la Fórmula 1 de más de 15 años.

El anuncio de su salida llegaba tan sólo unos días después de conocerse que la BBC británica rompía unilateralmente el acuerdo que le vinculaba a la competición para hacerse con los derechos en exclusiva de la misma para el Reino Unido tres años antes de la conclusión del contrato firmado en su día, amparándose en sus malos resultados económicos de la compañía que le obligaban a desprenderse de inversiones mastodónticas en espectáculos deportivos pero que no disimulaba la realidad: la caída en el interés de los aficionados por una competición que se enfrenta al reto de reavivar el mismo para dichos aficionados, lo que se traducirá en un incremento de dicho interés para las firmas y marcas comerciales.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top