Definitivo: los Rams regresan a Los Angeles
  • La franquicia abandonará San Louis para ubicarse en suelo californiano después de haber sido aprobaba su propuesta por abrumadora mayoría en la votación final llevada a cabo al respecto en la NFL




Hace apenas una semana informábamos de ello en Marketing Deportivo MD: la ciudad de Los Angeles volvería a tener una franquicia en la NFL después de que tres importantes equipos de la liga hubieran presentado a la organización la solicitud de traslado a la ciudad angelina. Hoy, una semana después, ya conocemos el nombre de la nueva franquicia que acogerá la ciudad: los Rams.

Tres franquicias se disputaban Los Angeles



En un movimiento sin precedentes, hasta tres franquicias de la NFL, los Raiders de Oakland, los Rams de San Louis y los Chargers de San Diego presentaron a la organización sus solicitudes para reubicar a los citados equipos en la ciudad de Los Angeles, solicitudes que llegaron justo en el primer día hábil del nuevo año del que disponían las franquicias para hacerlo.

Se trataba de un hito histórico y que no se había producido desde que en el año 1994 tanto Raiders como Rams dejaran la ciudad. Desde entonces, decenas de propuestas han llegado y salido de las oficinas de la NFL para conseguir cubrir dicho hueco pero era la primera vez que, de manera oficial, tres franquicias solicitaban su reubicación a la vacante abierta en Los Angeles.

Definitivo: los Rams regresan 


Ya es oficial: la franquicia elegida para de volver a Los Angeles a la primera plana de la actualidad en la NFL no es otra que los Rams, actualmente ubicados en San Louis, que por abrumadora mayoría en la votación definitiva, 30 votos a favor por 2 en contra, lograba hacerse con el hueco existente en la ciudad angelina dentro de la NFL.

Así, a partir de la temporada siguiente, los Rams volverán a Los Angeles, una ciudad con la que comparte una larga historia al jugar allí casi 50 años y que permitirá a la NFL recuperar a una ciudad emblemática que llevaba más de 21 años sin football.

Los Rams jugarán en la localidad de Inglewood en la que se construirá un nuevo estadio de más de 1.800 millones de dólares, confirmando así el traslado de la franquicia hacia su nueva ubicación. A pesar de que los movimientos dentro de la NFL son moneda de cambio, en la práctica el último gran traslado en la NFL no se producía desde el año 1997, cuando los Oliers (ahora Titans) de Houston se mudaron a Tennesse.


Sólo para tí porque te lo mereces



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top