adidas rompe con la Federación Internacional de Atletismo
  • La marca alemana basa su decisión en la complicada situación que vive en la actualidad la Federación Internacional de Atletismo, envuelta en escándalos de corrupción y dopaje que salpican la imagen de la institución a nivel mundial.

  • La decisión supondrá a la IAAF dejar de ingresar en los próximos 4 años una cifra que ronda los 30 millones de euros.




Duro varapalo el que acaba de llevarse la Federación Internacional de Atletismo, la IAAF, procedente de uno de sus principales patrocinadores oficiales que ha decidido poner fin de manera anticipada y de modo unilateral la relación que unía a ambas partes y que va a suponer un importante agujero en los ingresos que obtenía el organismo procedente de dicho sponsor.

adidas rompe con la Federación Internacional de Atletismo



Según ha podido conocer Marketing Deportivo MD, la multinacional alemana adidas, uno de los pirncipales patrocinadores de la Federación Internacional de Atletismo, ha comunicado a la organización la ruptura, de manera unilateral y anticipada, de la relación que mantenía hasta ahora con el máximo órgano gestor del atletismo mundial, una decisión que ha dejado a la IAAF sin apenas capacidad de reacción.

La marca alemana ha fundamentado su decisión en la complicada situación por la que atraviesa el atletismo mundial, sumido en una serie de escándalos de corrupción y de dopajes encubiertos, como el que el pasado mes de noviembre provocara la supensión impuesta desde el organismo a la Federación Rusa de Atletismo.

30 millones de euros


Este mismo mes de enero se ha hecho pública la segunda parte del informe encargado a la comisión independiente de la Agencia Mundial Antidopaje, AMA, en el que se exponía que la corrupción era una parte importante e integrada completamente en la IAAF hasta el punto que concluye que no se habrían podido cometer tales irregularidades sin el conocimiento previo de sus dirigentes en aquel momento, en especial de su expresidente, Lamine Diack.

Todo ello ha supuesto un motivo más que válido para que adidas haya basado su decisión en el mismo y romper, de esta manera, el acuerdo que le unía a la IAAF y por el que desembolsaba una cifra anual en torno a los 7,5 millones de euros anuales en una relación que comenzó en el año 2008 y que debía extenderse hasta el año 2019. La ruptura anticipada provocará que la máxima institución del atletismo deje de ingresar por este concepto cerca de 30 millones de euros en los próximos cuatro años.

La sombra de Nike



Sin embargo, muchos han querido ver en esta decisión una respuesta más que estudiada por parte de la firma alemana y que tiene como telón de fondo la relación de Sebastian Coe, actual presidente de la IAAF, con la multinacional norteamericana Nike, de la que era embajador hasta hace tan sólo unos meses cuando, debido a la presión mediática e institucional que incluso desde el seno de la propia IAAF se ha estado ejerciendo sobre él, tuvo que renunciar a dicha relación muy a su pesar.

En la marca alemana no tenían muy claro en qué papel quedaba adidas en un organismo donde su máximo responsable y dirigentes era uno de los principales representantes de su gran rival Nike, papel que ha estado desempeñando durante prácticamente toda su carrera profesional. Una relación que no ha dejado de darle dolores de cabeza al dirigente británico después de conocerse que antes de ser elegido presidente de la IAAF habría ejercido presiones dentro del organismo para que los Mundiales de Atletismo del año 2021 se adjudicaran a la ciudad norteamericana de Eugene, íntimamente relacionada con Nike y que ha sido, precisamente, la que ha provocado que rompiera, al menos oficialmente, con la marca estadounidense.

En adidas consideraban realmente complicado una relación con una institución ante el temor no ya de que le pudieran salpicar los escándalos de corrupción y dopaje que se están destapando en torno a ella, que también, sino que presentaba importantes lazos de unión con Nike que podían complicar la estrategia de adidas en su relación con la IAAF.

Coe se enfrenta así a una más que delicada situación dentro de la Federación Internacional de Atletismmo, envuelta en polémica por esos escándalos de corrupción y dopaje y con la marcha ahora de uno de sus principales sponsors a apenas cinco meses vista de uno de los acontecimientos deportivos del año: los Juegos Olímpicos de Rio 2016.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top