adidas envía los guantes de Cech...¡al Chelsea!
  • El error cometido por la compañía alemana enviando los guantes de uno de sus principales embajadores en el Reino Unido, Petr Cech, al Chelsea, anterior club del guardameta checo, en lugar de a la sede del Arsenal, ha convertido la anécdota en tema de debate en redes sociales

  • A pesar de que el mismo, dicho debate, se centra en si adidas puede permitirse el lujo de cometer estos errores, la verdadera cuestión que habría que plantear es si dicho error ha sido fruto de la casualidad o responde más bien a una estrategia más que estudiada por la marca alemana a la vista de la exposición obtenida con dicha acción




Ocurrió hace apenas unos días y se ha convertido, por derecho propio, en uno de los temas de debate dentro de las redes sociales británicas gracias a una acción en la que muchos critícan la falta de profesionalidad de la marca alemana protagonista de la noticia pero que bien pudiera responder a una más que cuidada estrategia de la firma, conocedora del revuelo que levantaría tal y como así ha sido, para convertirse en tendencia en suelo británico y, de paso, ganar exposición gracias a un más que probable "error intencionado".

¿Dónde juega Cech?



Cualquier aficionado al mundo del fútbol medianamente informado sabrá que, desde comienzos de la presente campaña, uno de los que hasta ahora era puntales del Chelsea británico, el guardameta checo Petr Cech, ya no milita en la escuadra de Londres, equipo del que salió a finales de la temporada pasada, para incorporarse a otro equipo de la ciudad, el Arsenal, del que ahora es titular indiscutible bajo las órdenes del francés Arsene Wenger.

Y si como decimos cualquier aficionado "medianamente informado" conoce esta circunstancia, llama poderosamente la atención, más si cabe todavía, que la que es firma patrocinadora personal del jugador, una de las más importantes del mundo, la marca alemana adidas, pueda cometer errores (o no) como el que se está tratando en este artículo y que le han convertido en protagonista, directa o no, de las redes sociales y medios británicos.

adidas envía los guantes de Cech...¡al Chelsea!



La historia ocurrió hace tan sólo unos días. El guardameta internacional ahora en las filas del Arsenal solicitó a la marca alemana la remisión por parte de ésta de un nuevo par de guantes (supones que irían más de un par en el envío) para afrontar esta segunda mitad de la temporada, petición que, obviamente, la marca alemana se dispuso a cumplir de manera ágil.

Sin embargo, la firma cometió un "inaceptable" error: en lugar de remitir los guantes a la sede de la familia gunners en Londres, envió éstos a las oficinas del Chelsea, anterior club del guardameta checo, que rápidamente informó del despropósito a través de las redes sociales y medios de comunicación para convertir la anécdota de adidas en una verdadera tendencia dentro de las redes, levantándose en éstas un debate acerca de la profesionalidad o no de los responsables de adidas en el Reino Unido hasta el punto de desconocer dónde juega uno de sus grandes embajadores en suelo británico.

Y ahí es donde, realmente, aparecen las primeras dudas en todo este asunto. La primera y fundamental es, precisamente, esa: en una organización gigantesca como es la de la marca alemana, capaz de destinar medios y personal suficiente para tener controlados, en cualquier operación, hasta el último detalle, cuesta realmente creer que se puedan cometer errores como el citado. Lo que lleva, irremediablemente a la otra conclusión.

Gracias al mismo, adidas ha obtenido una exposición a través de las redes sociales británicas que muy probablemente jamás hubiera obtenido con la remisión de manera correcta y adecuada de dichos guantes a Petr Cech, lo que lleva a plantear el foco del debate no ya en si adidas puede permitirse un error como el citado sino en si el mismo no habría sido llevado a cabo de manera deliberada por la compañía consciente del revuelo (y, por consiguiente, del beneficio para la firma) que el hecho provocaría en las redes sociales, tal y como así ha sido.

En un mundo tan sumamente profesionalizado volvemos a repetir dos cuestiones perfectamente aplicables a este apartado: la primera, es difícil de comprender que en este sector tan profesionalizado se cometan aún errores de este tipo; la segunda: nada, absolutamente nada, se debe dar por casual e improvisado dentro de la industria del deporte. Y adidas probablemente conozca estos dos principios mejor que nadie.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top