Los Reyes Magos traerán a Nike su primer regalo: el FC Barcelona
  • La multinacional norteamericana y el FC Barcelona están a un paso de cerrar un acuerdo histórico en la entidad azulgrana que vinculará a las partes durante los próximos años renovando así la actual relación que mantienen y que finaliza en 2018. 

  • Conseguido el primer objetivo, las miras de Nike se fijan ahora en su siguiente gran meta: alcanzar un acuerdo similar con el Real Madrid para vestir a dos de las entidades deportivas más importantes del mundo. 




Aún no es oficial pero ya hay rumores en el sector de que puede que incluso el anuncio se realice antes de cerrar la operación con Qatar. La multinacional norteamericana Nike está a un paso tan sólo de conseguir uno de sus dos grandes objetivos marcados desde hace un par de años para conquistar el trono del fútbol europeo, al menos en lo que a nivel de clubes se refiere. Así, según hemos podido conocer, la marca y el FC Barcelona tendrían muy avanzadas las negociaciones para la renovación de su alianza, un acuerdo que podría revelarse en las próximas semanas.

Los Reyes Magos traerán a Nike su primer regalo: el FC Barcelona



Aunque el proceso ha sido largo y en algunos momentos ha podido parecer, por la aparición de factores externos, que la continuidad de la vinculación entre ambas partes estaba más que en dudas, el FC Barcelona y la multinacional norteamericana Nike han acelerado en las últimas semanas unas más que intensas negociaciones que van a dar como resultado, salvo sorpresón mayúsculo de última hora, la renovación de una alianza que se prolongará en el tiempo más allá de 2018.

Así, y según ha podido conocer Marketing Deportivo MD, la entidad azulgrana y la firma estadounidense estarían a punto de cerrar un acuerdo que supondrá la renovación de su actual contrato para las próximas temporadas a cambio de un incremento sustancial en las percepciones a recibir por la entidad azulgrana en relación a lo que en la actualidad percibe de la marca, aunque en ningún caso superior a lo que ahora mismo ya paga adidas al Manchester United, casi 100 millones de euros al año.

No obstante, en el club azulgrana dan por bueno una cifra similar (incluso a la que tiene el Bayern con adidas, en torno a los 80 millones de euros) por un contrato que encerrará mucha letra pequeña y que obligará al club a cumplir una serie de objetivos y requisitos para poder optar a dicha cifra.

La gestión virtual del merchandising y la obligatoriedad de la Champions


Uno de esos requisitos, que precisamente puso en peligro la renovación de dicha alianza, no es otro que el de seguir manteniendo Nike en su catálogo de activos la gestión comercial de la venta online del merchandising, algo que en algún momento de las negociaciones se puso en serio peligro por los contactos que el Barça comenzó a entablar con el gigante asiático del comercio electrónico Rakuten como potencial sustituto de Qatar Airways como patrocinador comercial de la camiseta del equipo y que exigía la cesión de dicho negocio electrónico, ahora en poder de Nike.

Descartada la aventura comercial con Rakuten, la primera condición para este nuevo acuerdo con Nike conseguía retomar las expectativas de éxito del mismo. El segundo gran requisito que impondrá Nike será, al igual que hace adidas en el United, la obligatoriedad por parte del club azulgrana de participar cada temporada en la Champions League, imponiendo muy probablemente al igual que hacen los alemanes con el club británico una penalización en forma de minoración de las percepciones económicas a percibir en aquella en la que el club catalán no logre acceder a la máxima competición continental a nivel de clubes, algo que, a día de hoy, parece completamente inviable.

Siguiente objetivo: el Real Madrid


Con el asunto FC Barcelona casi dado por superado, la entidad norteamericana podrá afrontar  y dedicar todos sus esfuerzos, de manera exclusiva en los próximos meses, a tratar de ir posicionando su estrategia para su siguiente gran objetivo: vestir al Real Madrid.

El club blanco lleva siendo objeto de deseo de la multinacional norteamericana desde hace años y es, precisamente ahora, cuando más cerca puede estar de conseguir su gran objetivo. Así, a pesar de que la relación contractual del Real Madrid con adidas no concluye hasta el año 2020, en la junta directiva de Florentino Pérez no ha gustado nada el trato desigual que la marca ha dispensado al Manchester United, al que paga tres veces más que lo que en la actualidad abona al Real Madrid a pesar de llevar varios años fuera de la primera línea del fútbol continental.

Desde entonces, las relaciones entre ambas instituciones, aunque oficial y públicamente se mantienen, se han distanciado sensiblemente. De hecho, llama poderosamente la atención como la marca alemana atendió las reclamaciones que en el mismo sentido le realizaba el Bayern mientras que los contactos con el Real Madrid han sido, al menos que se conozcan, más bien escasos.

En este escenario, las expectativas y esperanzas de Nike para intentar al menos un acercamiento con el Real Madrid van en aumento. Los dos acuerdos además con Bayern y United obligan a adidas a un desembolso anual de casi 200 millones de euros que puede haber hipotecado su capacidad de actuación ante la renovación a entablar con el club blanco, resquicio por el que se quiere colar Nike, que ha perdido a United, Juve y Oporto entre otros, para asestar el golpe definitivo en el fútbol europeo y mundial haciéndose con los dos clubes más importantes del mundo: uno, con el que ya lo tiene casi hecho, el FC Barcelona, y otro, con el que espera alcanzar el mismo éxito: el Real Madrid.


Encuesta Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top