Los chinos del City ya tienen a Guardiola. Siguiente objetivo: Messi
  • El todavía entrenador del Bayern comunicó ayer a los dirigentes alemanes que abandonará el club a final de temporada, por lo que se da por hecho la alianza del técnico catalán con el Manchester City

  • El jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan, dueño del City, pondrá ahora todos sus objetivos en el otro gran requisito impuesto por los nuevos dueños chinos del club: fichar a Messi

  • El City ofrece al jugador argentino 1 millón de euros a la semana. adidas y Nike, a la expectativa de nuevos movimientos




Ocurrió a última hora de la tarde de ayer. Los teletipos de las agencias de noticias sacaban a la luz una que por esperada no dejaba de revolucionar al sector: el actual técnico del Bayern de Munich, Pep Guardiola, comunicaba de primera mano a los dirigentes alemanes que no renovaría la alianza que le une en la actualidad con el club bávaro y que, por lo tanto, al finalizar la presente campaña, acabaría su vinculación con la entidad germana. Con ello se daba credibilidad a uno de los rumores más importantes en los últimos meses en el fútbol internacional que anunciaban y predecían la salida del ex del Barça de su actual club, el Bayern, y corroboraban otra noticia que, aún sin ser oficial todavía, es de sobra conocida: la relación que para los próximos años unirá a Guardiola con el Manchester City del jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan, y desde hace tan sólo unas semanas, de un importante conglomerado chino que ve como sus exigencias para llegar a la propiedad del City ya han comenzado a cumplirse.

Los chinos del City ya tienen a Guardiola. Siguiente objetivo: Messi


Informábamos de ello hace tan sólo unos días. Una de las exigencias puestas encima de la mesa por parte de los dueños de China Media Capital, CMC, y el grupo de inversión CITIC Capital, dos importantes multinacionales chinas, para hacerse, a comienzos de Diciembre, con hasta el 13% del City Football Group, el grupo propietario del Manchester City, a cambio de 400 millones de dólares, no era otra que la de incorporar para la próxima temporada a Pep Guardiola y Leo Messi, una dupla cuyas relaciones, de manera oficial, son correctas pero que a nivel interno presentaron sus más y sus menos dentro del FC Barcelona durante los años que coincidieron.

Tan sólo quince días después de conocerse dicha adquisición por parte de ese conglomerado chino, Pep Guardiola comunicaba de manera oficial al Bayern en la tarde de ayer que no seguiría al frente de la entidad, una marcha a final de temporada que confirma de manera implícita su llegada al City como nuevo entrenador citizen para las próximas temporadas. Con el primer objetivo cumplido, el segundo, la llegada de Leo Messi, se ha convertido prácticamente en cuestión de estado dentro de la entidad británica que ha puesto toda su maquinaria a funcionar hace semanas para tratar de persuadir al entorno del crack argentino de lo importante de su llegada al club y cumplir, con ello, la palabra dada a los nuevos dirigentes asiáticos de la entidad de Manchester.

Más de un millón de euros a la semana


Para ello, el jeque del City, con sus nuevos aliados chinos, no repararán en gastos. Así, a finales del pasado mes de noviembre se hacía pública la oferta que emisarios del club británico habían hecho llegar al entorno del jugador: 1 millón de euros semanales, o lo que es lo mismo, 56 millones de euros por temporada, una cifra astronómica que ha hecho reflexionar y mucho a Messi y compañía acerca de su predisposición a abandonar el club azulgrana.

La situación no es, para nada, descabellada. Tanto a nivel deportivo como comercial e incluso extradeportivo (asuntos judiciales de por medio), se dan las circunstancias para que dicho entorno considere que ha llegado el momento de que el argentino abandone la entidad azulgrana. Los problemas que tiene Messi con la Hacienda española (la familia de Messi ve un claro intento en estos problemas de desestabilizar al jugador), la irrupción de Neymar, que ha comenzado a hacerle sombra al jugador tanto a nivel deportivo como a nivel comercial, y los rumores de que el FC Barcelona no vería con malos ojos una salida del crack justo ahora antes de que comience una depreciación en su valor semejante a la que está viviendo el Real Madrid con Cristiano Ronaldo, han llegado a ser argumentos de peso suficientes como para que la estrella argentina acabe planteándose el volver a ser dirigido, nuevamente, por Guardiola y, con ello, cumplir la otra gran exigencia de los nuevos propietarios chinos del City.

Nike y adidas, también en la batalla


La llegada de Guardiola y la posible de Messi tiene también en alerta tanto a Nike como a adidas, con importantes intereses, casi tantos como las dos compañías chinas, en que uno y otro recalen en el City. La llegada de Guardiola va a suponer el que asistamos a una nueva batalla entre las dos grandes por hacerse con un entrenador, ahora en las filas de adidas desde su desembarco en el Bayern, pero con un importantísimo pasado en Nike hasta su salida del FC Barcelona. Su desembarco en el City abriría las puertas nuevamente a la compañía norteamericana para recuperar a uno de sus grandes objetivos, unas puertas cerradas a cal y canto durante la estancia de Guardiola en el Bayern.

La llegada de Messi es otro cantar. La situación respecto a adidas no variaría mucho: seguiría siendo el principal embajador de la marca alemana en un club equipado por su gran rival Nike, mismo status quo que el que existe en la actualidad en el FC Barcelona. Sin embargo, sí que podría abrir las puertas, aunque fuera mínimamente, para que Nike tratara de acercar posiciones con el entorno del jugador y volver a recuperar a una estrella que ya estuvo una vez en la casa norteamericana.

Los chinos del City ya tienen su primer regalo de Navidad. Ahora ya sólo falta que se confirme de manera oficial y que el jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan cumpla con la otra parte del trato: que se fiche también a Leo Messi, unos movimientos que tienen muy presentes las dos grandes marcas del mercado: Nike y adidas.


Encuesta Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top