La decisión de la Federación Francesa con Benzemá deja a adidas entre la espada y la pared
  • La decisión de la Federación Francesa de Fútbol de suspender la participación de Karim Benzema en su Selección ha dejado contra las cuerdas no sólo la imagen y reputación del jugador sino a sus más cercanos patrocinadores, como la multinacional alemana adidas, que debate en estos momentos acerca de la oportunidad y conveniencia de continuar al lado del jugador ante los posibles efectos negativos que ello podría tener para la reputación de la compañía




Pasaban apenas unos minutos del inicio de la tarde en Francia cuando los medios y agencias de comunicación galas comenzaron a replicar una noticia de amplia repercusión a nivel deportivo dentro del país: la Federación Francesa de Fútbol, la FFF, decidía apartar al francés Karim Benzema de la selección gala por el caso Valbuena. El asunto rápidamente se convirtió en tendencia en las redes sociales y convirtió en protagonista indirecto a una de las instituciones más importantes a nivel deportivo del mundo, su actual club, el Real Madrid, que justo ahora se debate qué hacer con el jugador francés a pesar de haber salido raudo a escena para afirmar su apoyo incondicional al jugador a la vez que su respeto a la decisión tomada por la Federación Francesa. Pero dicha decisión no sólo tiene su consecuencia a nivel deportivo. A nivel extradeportivo, en el mundo del marketing, la misma ha dejado entre la espada y la pared a uno de sus principales patrocinadores personales, la marca alemana adidas, sumida en un serio debate acerca de qué hacer con el jugador.

Adiós casi seguro a la Euro



Ahora que su rendimiento a nivel deportivo parecía volver por sus fueros con importantes actuaciones con su club, el Real Madrid, el jugador galo del conjunto blanco, Karim Benzema ha recibido probablemente uno de los palos más importantes a nivel extradeportivo que más daño hayan podido hacer jamás a su imagen: el presidente de la Federación Francesa de Fútbol, Nol Le Graet, confirmó a primera hora de la tarde de ayer que el delantero internacional del Real Madrid quedaba suspendido de la selección bleu, perdiéndose la Eurocopa 2016 que se celebrará precisamente en Francia si su situación en el "Escándalo Valbuena" no cambiaba de aquí a Marzo.

Se confirmaban así los peores augurios que vaticinaban una actuación como la adoptada por la FFF tras acusar la fiscalía francesa a Benzema de "complicidad en el intento de chantaje y participación en una asociación ilícita para la preparación de un delito punible con un mínimo de cinco años de prisión", aunque el jugador siempre ha rechazado la misma defendiendo su inocencia.

Consecuencias deportivas y extradeportivas



A partir de ahora, no queda más que esperar acontecimientos y valorar las consecuencias que dicha decisión puede tener en el futuro más inmediato para el jugador francés, tanto a nivel deportivo como extradeportivo. A nivel deportivo no son pocas: su ausencia de la próxima Eurocopa de Naciones que se celebrará precisamente en Francia se da ya casi por hecho en la mayoría de medios deportivos especializados y su situación en el Real Madrid, con dicha decisión, no hace más que agravarse a pesar de la posición "oficial" del club blanco de mostrar todo su apoyo al jugador en estos delicados momentos.

Pero si complicado es su futuro a nivel deportivo, a nivel extradeportivo no lo es menos. Y ha metido de lleno en el problema a una de las firmas más mediáticas e importantes del mundo dentro del sector, la multinacional alemana adidas, que ahora mismo, tras conocer la decisión de la Federación Francesa, se debate en un arduo dilema acerca de qué hacer con el jugador.

El "Escándalo Valbuena" ha estallado a la marca en plena preparación de su estrategia para la próxima Euro 2016 que, como decimos, se celebrará en Francia, una selección a la que ha estado vistiendo durante más de 40 años hasta que hace apenas cuatro años dejó su puesto a su gran rival Nike, estrategia que por otro lado giraba en torno a la figura del francés, verdadera punta de lanza de la misma con la que adidas pretendía plantar cara al protagonismo que en los últimos años ha estado adquiriendo Nike en suelo galo.

Los primeros rumores acerca de la implicación del jugador en el "Caso Valbuena", destapado hace ahora unos meses ya pusieron en alerta a una compañía que esperaba que todo quedara simplemente en eso, rumores, ante el temor de perder a una de sus grandes bazas y puntos de apoyo para su estrategia para la Euro con su máximo exponente dentro del fútbol galo.

La decisión de la Federación Francesa con Benzemá deja a adidas entre la espada y la pared



La decisión, sin embargo, no se antoja fácil. Tras la decisión de la Federación Francesa de Fútbol de alejar a Benzema de la selección, se da más que por seguro que la decisión final de la justicia gala irá en detrimento de los intereses del jugador internacional del Real Madrid y se ha querido ver en dicha medida un intento de la FFF de salvar su imagen ante las consecuencias que la acción de la justicia en este caso, en el supuesto de ser contrarias a los intereses de Benzema, pudiera tener para la misma en un año tan sumamente importante como el de la celebración de la Euro en territorio galo.

Y en idéntica situación se encuentra adidas con respecto a su vinculación con el principal embajador de la compañía en territorio francés y uno de sus más importantes iconos a nivel mundial. En la firma se debate en estos momentos sobre la oportunidad y conveniencia de continuar o no la relación con el futbolista galo a tenor de los acontecimientos acaecidos en las últimas horas, una decisión de la que puede depender la reputación de la compañía a nivel mundial. Continuar al lado de un jugador que ya ha sido sancionado por su propia Federación (así se ve en círculos internos la decisión de la FFF) y por su propio club (en el Real Madrid llevan meses convencidos de que lo mejor es, con independencia del resultado de las actuaciones judiciales, una salida del francés del club blanco a final de temporada) puede resultar nefastos para los intereses comerciales de la compañía además de para su propia imagen, pudiendo generar en la misma una importante crisis de reputación en un año clave para la marca como es el 2016, con la celebración de un evento de las características de la Eurocopa de la UEFA.

Por de pronto, todo permanecerá en un tenso stand by a la espera de nuevos acontecimientos. Si hay una parte afectada de manera indirecta por todo este asunto y por las consecuencias del mismo que aún no se ha pronunciado, al menos públicamente, esa no es otra que adidas, aunque sí que hayan podido ya verse algunas medidas adoptadas al respecto. Así, la presencia de Benzema en la estrategia de comunicación de la compañía en los próximos meses a buen seguro quedará reducida hasta la mínima expresión a expensas de adoptar una medida definitiva que logre salvar la imagen de la marca.

La firma tiene hasta el próximo mes de marzo para adoptar una medida definitiva. Si llegado ese mes se confirmara la ausencia de Benzema de la Euro, no le quedará más remedio que actuar sino quiere verse arrastrada por las consecuencias del "Caso Valbuena". Mientras, la firma ya trabaja en su nuevo icono para la Euro. Tal y como avanzamos en exclusiva hace tan sólo unas semanas, una de las joyas del mercado del patrocinio deportivo, Paul Pogba, podría ser la ansiada alternativa que adidas presente como sustituto de Benzema en Francia. Su llegada puede ser, además, la puntilla definitiva para que Benzema deje de ser uno de los odiados de la compañía alemana.


Encuesta Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top