Insólito: Brasil y la CBF dejan a la "Canarinha" sin nueva camiseta
  • Por primera vez desde que se iniciara la relación entre ambas entidades allá por el año 1996, Nike dejará a la "canarinha" sin nueva camiseta después de dos años disputando encuentros con la última puesta a la venta en el mercado

  • Así, durante al menos todo 2016, Brasil disputará sus encuentros amistosos y sus partidos oficiales de clasificación para el Mundial 2018 con la misma camiseta con la que disputó el Mundial celebrado en su país

  • Se pensaba que la "canarinha" estrenaría camiseta en la pasada edición de la Copa América pero finalmente no fue así




Una decisión difícil de comprender incluso en los círculos más cercanos a ambas entidades. Así, por primera vez en la historia de la relación entre ambas, la multinacional norteamericana Nike y la Confederación Brasileña de Fútbol han decidido suspender sine die el lanzamiento de la nueva camiseta que en principio debería lucir la Canarinha para las próximas eliminatorias a disputar de clasificación para el Mundial del año 2018.

Insólito: Brasil y la CBF dejan a la "Canarinha" sin nueva camiseta



La Confederación Brasileña de Fútbol, la CBF, y la firma estadounidense Nike, sponsor técnico de la Canarinha, han decidido, de mutuo acuerdo, dejar sin validez la estrategia hasta ahora desarrollada y puesta en práctica por ambas entidades desde el nacimiento de su relación de lanzar una nueva camiseta en los próximos meses, una decisión que provocará que Brasil continúe luciendo la misma camiseta que ya vistió en el año 2014, el año de "su" Mundial, durante al menos el próximo año, una situación que, muy probablemente, según ha podido conocer Marketing Deportivo MD, se extienda en el tiempo hasta meses antes del inicio del Mundial del año 2018 a celebrar en Rusia.

La controvertida decisión motivará que en todos los amistosos y todos los partidos de clasificación que dispute la canarinha durante los próximos meses se verá el mismo uniforme que ha lucido en los últimos dos años, una estrategia de marketing difícilmente entendible dentro de un sector en el que el cambio de camisetas oficiales en los clubes y selecciones nacionales tiene un periodo máximo de dos años en el caso de éstas últimas y de una temporada en el supuesto de los primeros.

El desastre del Mundial, el desencadenante de la decisión



La decisión adoptada supone un antes y un después en la estrategia que han seguido ambas partes desde que se unieran las mismas allá por el año 1996. Así, será la primera vez en casi 20 años de relación que la estrategia puesta en marcha por ambas partes se vea interrumpida en su normal ejecución. Dicha estrategia suponía el lanzamiento de una nueva camiseta para lucir en la Canarinha cada dos años.

A partir de la Copa del Mundo del año 2010, la de Sudáfrica, ambas partes decidieron apurar incluso menos cada camiseta, lanzando una nueva versión de la misma de manera anual . Sin embargo, todo se interrumpió de repente con un evento que estaba llamado a ser una de las grandes estrategias ganadoras de la multinacional con la Selección Brasileña. Al menos, hasta que llegaron las semifinales del citado torneo: el 1 a 7 que endosó la selección de Alemania, precisamente equipada por adidas, a la representante de Nike sumió a la selección brasileña en una crisis de la que aún no ha logrado salir al menos de manera deportiva.

Dicha crisis deportiva provocó una exagerada caída en las ventas de productos oficiales de la selección brasileña, y entre éstos, como no, de su producto estrella, la camiseta que Nike había preparado para la selección carioca para el Mundial. Ello provocó que las cifras previstas de ventas por la multinacional no alcanzaran ni mucho menos los mínimos esperados por lo que éste y no otro se ha convertido en el principal argumento tanto de la CBF como de la propia Nike para que adopten una decisión sin precedentes: dejar el mercado sin una nueva elástica brasileña.

El objetivo es que durante estos dos años se logre dar salida al excedente de camisetas del Mundial 2014 que aún quedan en los grandes almacenes y tiendas oficiales de la propia Nike en Brasil y en el resto del mundo. Sin embargo, ello contrasta con el propósito de obtener un importante rédito económico a la venta de dicha elástica toda vez que en la mayoría de establecimientos donde se puede encontrar dicha camiseta la misma está casi un 50% más barata que su precio original.

Para enojar aún más a los aficionados brasileños, la decisión es unilateral para la Canarinha. Así, preguntados responsables de Nike si esta estrategia sería igualmente puesta en práctica con otras selecciones pertenecientes al catálogo de Nike, éstos dieron la callada por respuesta. La decisión, como decimos, no deja de ser polémica en su concepción y ya hay especialistas que auguran un enorme traspiés de Nike con la puesta en marcha de la misma que puede suponer un importante daño en la marca norteamericana en Brasil y en todo el mundo.


Encuesta Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top