El plan perfecto de adidas: Zidane al Madrid y Mourinho al PSG
  • El cese de Mourinho como entrenador del Chelsea y sus posibles destinos unido al futuro del banquillo del Real Madrid mantienen expectantes a una firma alemana con claros intereses en la decisión final que se tome al respecto

  • Los movimientos que en torno a dos de las figuras más mediáticas del mundo, el banquillo del Real Madrid y el futuro de entrenador portugués, puedan tomarse en los próximos meses son claves para la estrategia e intereses de adidas dentro del apartado de los embajadores de marca a nivel de entrenadores

  • La llegada de Guardiola al City y, con ello, su posible vuelta a Nike, acrecientan aún más el interés de la firma alemana por el futuro de Mourinho y el banquillo blanco




Dos de los principales banquillos europeos están en boca de todo el mundo en estos últimos días. El primero, el del Chelsea británico, protagoniza desde el día de ayer portadas en medios de comunicación y debates en redes sociales tras la destitución inmediata de Jose Mourinho como entrenador azulón después de los nefastos resultados cosechados durante esta temporada que tienen al equipo británico al borde del descenso. El segundo, el del Real Madrid, donde Rafa Benítez no atraviesa precisamente su mejor momento al frente del banquillo blanco apenas tres meses después de que llegara al club y donde ya se habla, a pesar del respaldo público dado por su presidente, de una más que inmediata destitución. Dos banquillos con dos protagonistas que tienen muy pendiente de los acontecimientos a la multinacional alemana adidas, con importantes intereses comerciales en ambos clubes.

Adiós a Mourinho



A primera hora de la tarde de ayer saltaba la noticia en los medios de comunicación de todo el mundo: el portugués Jose Mourinho dejaba de ser entrenador del Chelsea tras la decisión tomada por el dueño del club, Roman Abramovich, como consecuencia de los malos resultados deportivos cosechados por la entidad londinense que tienen al club al borde del descenso, y a pesar de haber sido renovado hace tan sólo unos meses, a comienzos de la presente temporada.

La decisión tenía, además, un importante trasfondo desde el punto de vista del marketing deportivo: la multinacional alemana adidas recibía un importante varapalo con el cese del que es uno de los entrenadores más mediáticos del mundo junto al español Pep Guardiola, varapalo en forma de crisis de imagen que siempre provoca el cese de un entrenador, una marca que rápidamente se ha puesto a trabajar en las diferentes opciones respecto al futuro del portugués.

Benítez, pendiente de un hilo



Si hace apenas doce horas se confirmaba el cese de Jose Mourinho como técnico del Chelsea, el futuro de su homólogo Rafa Benítez en el banquillo de uno de los clubes más mediáticos del mundo, el Real Madrid, tampoco deja muchas puertas a la esperanza. Con una importante crisis de credibilidad, agravada por los malos resultados obtenidos por el club blanco en lo que va de temporada, han dejado el futuro del actual técnico madridista al borde del precipicio, a pesar de la ratificación del propio Florentino Pérez, presidente del club, del entrenador español al frente del Real Madrid.

Y nuevamente, tal y como ocurre en el caso del Chelsea, la marca alemana adidas está igualmente muy pendiente de los movimientos que en torno al manager español se pudieran estar realizando. Así, aunque Benítez no tiene vinculación alguna con adidas ni tiene la mediaticidad que puede reportar a la compañía Mourinho, el banquillo del Real Madrid sí que es un asunto de mucho interés para la firma, que anhela por recuperar el status quo que tenía la marca cuando, precisamente, Mourinho ocupó el mismo hace unas temporadas.

Cruce de caminos



Todo ello ha provocado que, a buen seguro, en la marca se comience a analizar cuál sería la mejor opción para los intereses de la firma alemana en ambos casos. Y el plan perfecto de adidas ya tiene mimbres. Como decimos, Mourinho es embajador de adidas desde hace años. Su vinculación motivaba que el entrenador luso percibiera de la firma en torno a 750.000 euros por lucir durante su estancia en el banquillo madridista su ya famosa bufanda-braga al cuello en los fríos meses de invierno donde se podía ver con claridad el logotipo de adidas estampado en ella.

Desde que se anunciara su cese en la tarde de ayer como técnico del Chelsea, los rumores sobre una vuelta del portugués al banquillo blanco aprovechando la debilidad de la relación que une al Real Madrid con su actual técnico, Rafa Benítez, no han dejado de incrementarse. Sin embargo, la posibilidad es más que remota. Por intereses varios. El primero, el propio Mourinho. Su salida de España (y del Real Madrid) vino motivada, además de por los resultados, por la enorme crispación que el técnico luso generó dentro del propio madridismo. Enfrentado con las grandes estrellas del club y con gran parte de la afición y la prensa, la imagen del entrenador portugués se agrietaba a pasos agigantados hasta el punto de que en adidas no veían demasiado positivo las consecuencias que todo ello provocaba para su marca. Pero además, un retorno del luso generaría una fuerte distensión en gran parte de los aficionados del club madridista que cargarían directamente sobre el presidente achacándole su vuelta, un presidente cuya imagen ya está seriamente dañada entre la masa social del club y que no querría arrojar más gasolina al fuego que se está empezando a generar en torno a su figura.

El plan perfecto de adidas: Zidane al Madrid y Mourinho al PSG



Con este escenario, a adidas tampoco le interesa en demasía una vuelta de Mourinho al club madridista. La manera en la que salió del club y el fuerte daño que la propia imagen de Mourinho sufrió como consecuencia de sus continuos enfrentamientos con todo el mundo, motivaron que en la marca alemana incluso se llegaran a plantear en su momento la conveniencia de estar al lado de uno de los entrenadores más polémicos del mundo por el posible daño que ello estaba reportando a la imagen de la firma germana. Una vuelta al banquillo más mediático del mundo volvería a colocar a adidas en el ojo del huracán en su relación con Mourinho.

La marca, sin embargo, tiene otro plan mucho más beneficioso para sus intereses. Con un Rafa Benítez al que todos dan por cesado de aquí a unas semanas a poco que los resultados vuelvan a torcerse en el club blanco, adidas ya baraja cuál sería su mejor opción para el banquillo madridista, un nombre que ha sonado y mucho con fuerza en las últimas semanas: el francés Zinedine Zidane, actual técnico del filial madridista. Con una relación ya consolidada desde hace años con la marca de las tres bandas, los valores que transmite el ex jugador blanco son la mejor tarjeta de presentación para la marca alemana, una firma que cree que dichos valores en un banquillo tan sumamente mediático como el Real Madrid generarían el mismo efecto que el que podría generar Jose Mourinho y con unos resultados mucho más beneficiosos para la marca por la propia imagen que tiene Zidane a nivel mundial que el que le daría una vuelta del portugués al banquillo blanco. El hecho además de que la firma sea sponsor técnico del club madridista da a la marca potencial suficiente para poder influir en la decisión final.

Y Mourinho, ¿entonces qué? Para el entrenador luso, la marca apuesta más por una opción que se lleva barajando desde hace meses en el mundo del fútbol, incluso antes del cese del luso al frente del banquillo del Chelsea. La firma alemana vería con muy buenos ojos que se consolidaran los rumores que desde hace ya tiempo ven al entrenador portugués al frente del banquillo del PSG parisino, un mercado de sumo interés para adidas en el que la compañía ha ido perdiendo, de manera paulatina, territorio a favor de su máxima rival, Nike, que no sólo se ha hecho con la sponsorización técnica de las selección francesa sino que además tiene en su portfolio al club más mediático de Francia, el PSG. Con una imagen mucho más entera de Mourinho en el mercado francés que la que puede tener en España el portugués, en adidas verían el movimiento ideal la llegada del portugués al banquillo parisino, poniendo un importante representante de la firma dentro de un club Nike desde el cual poder poner en marcha importantes estrategias orientadas al dominio que en la actualidad tiene la marca estadounidense en suelo galo.

Con estos movimientos, adidas se aseguraría el banquillo de dos de los clubes más importantes del mundo con dos perfiles completamente opuestos: uno marcado por la polémica, el del portugués, y otro situado en el otro extremo marcado por transmitir unos valores completamente diferentes, el del ex jugador francés, un importante baile de entrenadores donde la firma alemana tiene muchos intereses en juego, más si tenemos en cuenta el fichaje de otro de sus embajadores, Pep Guardiola, por el City británico, recordémoslo, equipo vestido por Nike, firma que ya ha comenzado a realizar acercamientos al entorno del entrenador para recuperar al que un día fuera uno de sus principales embajadores a nivel mundial.


Encuesta Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top