El Fair Play financiero y Neymar echan a Messi del Barça
  • En el FC Barcelona temen una tercera temporada con el coste de la plantilla en sueldos superando el 70% de los ingresos de la entidad, lo que supondría una fuerte sanción por parte de UEFA

  • La eclosión de Neymar y la renovación al alza que exige el brasileño colocan a Messi y su venta como única opción rentable para la entidad en el corto plazo




Puede resultar paradójico que la principal estrella del FC Barcelona sea la primera colocada en la casilla de salida de la entidad azulgrana más que a sus dirigentes les cueste reconocerlo. Pero la situación que se está viviendo dentro del club en los dos últimos meses con la eclosión del internacional brasileño Neymar, la renovación del mismo al alza y el respeto a las normas del Fair Play financiero por parte de la entidad catalana ante la posibilidad de una potencial amenaza de sanción de UEFA, colocan al argentino como el jugador que más papeletas tiene en la actualidad para abandonar la nave culé a final de temporada.

Una eclosión en el momento más inoportuno



No por esperada la misma ha podido llegar en el momento más inoportuno para el FC Barcelona. Aunque de manera oficial el mensaje que se transmite es el de una auténtica satisfacción y confianza total y absoluta en que, por fin, y de una vez por todas, haya tenido lugar la eclosión a nivel deportivo de una de las estrellas del fútbol mundial fichado por el club hace un par de campañas, el internacional brasileño Neymar Jr., oficiosamente reconocen que la misma ha llegado justo en el momento más inoportuno: cuando el club se disponía a encarar una propuesta de renovación con el brasileño y cuando la presión del Juego Limpio Financiero de UEFA más se cierne sobre la entidad catalana.

El excepcional rendimiento mostrado por el jugador brasileño desde hace un par de meses, coincidiendo justo con la lesión del argentino Leo Messi que le ha tenido apartado de los terrenos de juego ese tiempo, ha capacitado al mismo y a su padre, a la vez representante, para exigir que dicha renovación sea al alza ante los cantos de sirena que llegan de clubes como el Real Madrid o el PSG, en teoría tendentes a encarecer la operación pero que bien pudieran ser más que una amenaza en ese sentido.

Sueldos desorbitados



Pero esa renovación al alza pone en un auténtico brete a la entidad azulgrana y su directiva en relación al respecto al Fair Play finaciero de UEFA, un respeto que tiene al club en la cuerda floja desde hace un par de años.

Las normas UEFA son contundentes en este asunto: los sueldos de los futbolistas tan sólo pueden alcanzar el 70% de los ingresos que tienen los clubes. Ese límite puede ser excepcionalmente superado durante dos temporadas consecutivas. Una tercera supondría una fuerte sanción por parte de UEFA. Y en esa situación se encuentra actualmente la entidad azulgrana.

A día de hoy, los salarios de la plantilla del club catalán lleva dos temporadas consecutivas superando ese 70% (esta temporada alcanza la cifra del 71% de los ingresos del club). Por poner un ejemplo, sólo Messi, Suárez y Neymar, la conocida MSN del Barça, tienen un coste bruto para la entidad de más de 80 millones de euros anuales, cifra que se superará con creces con las exigencias del nuevo contrato de Neymar.

El Fair Play financiero hace prescindible a Messi



Neymar exige para su renovación con el FC Barcelona 15 millones de euros netos al año, lo que supondría una cantidad en costes brutos de 30 millones de euros, para convertirlo en el tercer jugador mejor pagado del fútbol mundial tras Leo Messi y Cristiano Ronaldo.

El asunto es más que delicado. Con esa situación, sólo la MSN del FC Barcelona rondaría los 90 millones de euros en coste bruto: Messi (24 millones netos, 50 millones brutos); Neymar (15 millones netos, 30 millones brutos) y Suárez (10 millones netos, 20 millones brutos), que sumado al resto de salarios de la plantilla superaría ese 70% de los ingresos del club. ¿Solución? O incrementar los ingresos vía patrocinio ya para el año próximo o, ineludiblemente, vender a una de sus estrellas.

Con las negociaciones para la explotación de la camiseta del club, tanto a nivel comercial como por la vía de la sponsorización técnica en punto muerto, la salida más inmediata que se plantean dentro del club no es otra que la de la venta de una de sus estrellas. Y ahí es donde el argentino acapara para sí todo el protagonismo.

Luis Suárez costó hace tan sólo un año algo más de 80 millones de euros, cifra que como mucho podrían llegar a igualar con su venta. El caso de Neymar es aún más sangrante: su excepcional rendimiento deportivo le ha aupado a los altares del protagonismo no sólo deportivo sino también mediático hasta el punto que la propia Nike está presionando y mucho al Barça para convertir al astro brasileño en el faro guía del equipo, posición que actualmente ocupa Messi (embajador de adidas) si quiere renovar al alza con Nike.

La única solución factible es la venta de Messi. En el Barça saben que con su venta el club obtendría al menos 100 millones de euros (desde Inglaterra se afirma que el City ha llegado a poner encima de la mesa del FC Barcelona hasta 150 millones de euros) amén de rebajar la presión que sobre los ingresos tiene la ficha de Messi, por lo que el ahorro con la venta del argentino podría oscilar una cifra cercana a los 200 millones de euros, lo que permitiría al club evitar las sanciones de UEFA por incumplimiento, por tercer año consecutivo, de la normativa impuesta de respeto al Fair Play financiero.

La situación es complicada. La eclosión de Neymar ha llegado en el momento más inoportuno y la presión del respeto al Fair Play financiero sitúan a Messi en la puerta de salida del club azulgrana ya incluso a final de temporada. La Liga está a punto de perder, dentro de apenas nueve meses, a las que han sido sus dos grandes valores y referencias a nivel mundial: Cristiano Ronaldo en el Real Madrid y Messi en el FC Barcelona.


Encuesta Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top