El escándalo de la FEB ataca a la marca ÑBA
  • Las acusaciones contra el presidente del organismo por presuntas irregularidades en la gestión de los fondos de la entidad amenaza con llevarse por delante la reputación de una de las marcas más envidadas a nivel mundial de los últimos años: la ÑBA




Las actuaciones ordenadas y conocidas en el día de ayer por el Consejo Superior de Deportes para la realización de una auditoría complementaria a los gastos de la Federación Española de Baloncesto, FEB, tras recibir una denuncia que alertaba de supuestas irregularidades en las cuentas de la misma por parte de la Federación Catalana de Baloncesto y que ponía en el punto de mira de la investigación a su presidente, José Luis Sáez, por presunto indebido de fondos federativos por parte del mismo, no sólo se ha convertido en tendencia en redes sociales y portada de medios de comunicación sino que amenaza con generar una importantísima crisis de reputación en la marca ÑBA ahora que visualiza la despedida de la mejor generación de baloncesto que jamás haya dado el basket español.

Gastos personales y de familia



Según fuentes de la investigación, el presidente de la Federación Catalana de Baloncesto, Joan Carles Fa Busquets, puso en conocimiento del presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, el pasado 06 de noviembre, la existencia de presuntas irregularidades en el manejo y gestión de los fondos de la Federación Española de Baloncesto por parte de su presidente, José Luis Sáez, que habría imputado numerosos gastos personales y de su familia al presupuesto de la FEB.

Ante esta situación, Cardenal exigió documentos que acreditaran la veracidad de las imputaciones que acusaban a Sáez antes de pasar a tomar decisiones, hecho éste que presentó Fa Busquets a finales del mes pasado haciendo llegar al CSD un informe jurídico y un dossier con facturas y correos electrónicos que demostrarían las acusaciones de las que se informó a Cardenal en su primera toma de contacto el pasado 06 de noviembre.

Tras analizar la documentación, el CSD decidió pasar a la acción y ordenó la realización de una auditoría complementaria a los gastos de la FEB que será llevada a cabo por BDO, la multinacional que ganó el concurso convocado en su momento por el CSD hace tres años para auditar las cuentas de cualquier Federación Deportiva en España.

El escándalo de la FEB ataca a la marca ÑBA



Nada más conocerse la gravedad de las informaciones que comenzaron a conocerse en los medios a los días de ayer, la FEB emitió a última hora de la tarde un comunicado en la que el presidente del organismo se ponía a disposición del CSD para exhibir o entregar la documentación que fuera necesaria para aclarar todas aquellas cuestiones que existieran y presentar las alegaciones oportunas que fueran preciso. Además, en otro punto, la FEB informaba que José Luis Sáez dejaba de ostentar de manera provisional la presidencia argumentando que el mismo estaba actualmente de baja médica, pasando a ostentar el cargo el Vicepresidente Primero de la FEB, Juan Martín Caño, hasta "que cambien las circunstancias o se convoquen nuevas elecciones".

Tanto las acusaciones como la posterior comunicación de la FEB, en el que muchos ven un enorme "patinazo" con la sustitución de su presidente por "baja médica", tiene, sin embargo, su enorme influencia no sólo a nivel deportivo sino, de igual manera, a nivel de imagen de marca sobre la FEB y, sobre todo, a su marca ÑBA.

Si hay probablemente una marca que ha llevado la Marca España y ha representado a la misma a nivel mundial en los últimos años esa ha sido la de la ÑBA, capitaneada por la mejor generación de jugadores que jamás haya dado el baloncesto español, y que ha elevado el potencial de la marca ÑBA a nivel mundial hasta límites insospechados. De la mano de los enormes éxitos deportivos conseguidos por la Selección Española de Baloncesto, la marca ÑBA ha conseguido multiplicar por dos y por tres los ingresos comerciales procedentes del patrocinio deportivo en gran medida y parte debido a su enorme imagen a nivel mundial.

Un escándalo como el actual amenaza ahora directamente a la línea de flotación de una marca que ha gozado de una salud envidiable en todo el mundo en los últimos años, pudiendo provocar una crisis de reputación de consecuencias incalculables en el momento actual pero que ya muchos tratan de cifrar en cientos de decenas de euros procedentes de la vía directa, la del patrocinio comercial.

Encuesta Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top