El Barça tensa con la Botiga la relación con una Nike cada vez más alejada del club
  • El club quiere recuperar la explotación comercial de la FCBotiga Megastore, la tienda oficial del club, además de las licencias de los productos del Barça, todo ello ahora en propiedad de Nike

  • Los norteamericanos, que estuvieron abiertos a una cesión de la misma con la presidencia de Joan Laporta, ven excesivos los esfuerzos que desde la entidad se les está pidiendo hacer como puntos claves para la renovación de su actual contrato, un contrato que no olvidemos será al alza

  • En el club también quieren arrebatar a Nike la gestión del negocio electrónico del Barça para dárselo a su potencial nuevo sponsor comercial: la firma asiática Rakuten




Si la verdadera intención de la directiva azulgrana es renovar al alza con una de las multinacionales de ropa deportiva más importantes y conocidas del mundo como es Nike, la entidad catalana está adoptando una serie de medidas, provechosas en todo caso para el club, que bien parecieran ir encaminadas a obtener, como resultado final, todo lo contrario, es decir, la no prolongación de una relación contractual con una marca, la norteamericana, que dejará de vestir al club en el año 2018.

Una renovación al alza



Hay quién opina dentro del sector del marketing deportivo que la apatía que está demostrando Nike en lo referente al apartado de la sponsorización técnica dentro de los grandes clubes de fútbol en Europa (en poco tiempo ha perdido, casi prácticamente sin poner oposición alguna, a clubes de la talla del Manchester United, Juventus de Turin o el Oporto portugués) viene motivada por una estrategia que la compañía está siguiendo y que tendría, en último caso, como gran objetivo, hacerse con la sponsorización técnica de las dos entidades futbolísticas más notorias y mediáticas del mundo: el Real Madrid y el FC Barcelona.

Así, consciente de que dicho objetivo no le saldrá ni mucho menos barato, la compañía habría ido dejando pasar oportunidades de renovación (siempre al alza) con clubes a los que ya vestía para centralizar y focalizar su esfuerzo económico en una oferta lo suficientemente atractiva para ambas entidades que, en todo caso, y tal y como adelantamos en Marketing Deportivo MD hace ya algunas semanas, va a suponer un notable desembolso cifrado en más de 200 millones de euros al año de manera conjunta en caso de llegar a producirse.

La primera gran cita dentro de esta estrategia norteamericana es con el FC Barcelona, club cuya relación finalizará en el año 2018 y que ya ha entablado las primeras conversaciones con la entidad de Oregon para hacerles saber su intención de renovar, evidentemente, al alza la relación existente en la actualidad, una relación por la que Nike abona al club alrededor de 35 millones de euros al año.

La primera piedra: Rakuten



Hasta aquí, nada novedoso para lo que esperaban obtener en Nike. En la firma eran conscientes, incluso antes de estas primeras reuniones, que tras la ruptura del mercado por parte de adidas con su megaacuerdo con el Manchester United, el gran objetivo de los grandes clubes europeos será obtener una cifra muy similar a la que pagan los alemanes a la entidad británica, algo con lo que ya contaban en Nike para afrontar dicha renovación y esfuerzo al que, presumiblemente, estarían dispuestos afrontar, pero siempre bajo unas condiciones.

En Nike eran conscientes de que tamaño desembolso sólamente podrá ser rentabilizado si lleva inexorablemente asociado una serie de contraprestaciones por parte del FC Barcelona para hacer del acuerdo un verdadero éxito comercial para ambas entidades. Sin embargo, una de esas primeras contraprestaciones, mantener en poder de Nike la venta electrónica de todo el merchandising del FC Barcelona, ya ha comenzado a dar que hablar.

Así, las malas perspectivas de renovación con Qatar Airways por parte del club azulgrana llevó a éste a buscar refugio y amparo en Rakuten, el portal de venta online asiático, que estaría dispuesto a poner encima de la mesa los 65 millones de euros que exige el Barça para patrocinar comercialmente la camiseta del club siempre y cuando la entidad ceda a la compañía asiática la explotación comercial del negocio electrónico de la misma, algo hasta ahora en poder de Nike y que supuso el primer punto de fricción con la directiva azulgrana.

El Barça tensa con la Botiga la relación con una Nike cada vez más alejada del club



Pero si para muchos ese primer obstáculo no era una cuestión insalvable en las negociaciones entre club y norteamericanos para continuar manteniendo a Nike en la camiseta del club, los últimos pasos dados por la directiva azulgrana si parecen formar ya una importante barrera entre los intereses de la entidad y los de la firma Nike.

Así, según ha podido conocer Marketing Deportivo MD, uno de los grandes objetivos del club azulgrana es recuperar, en el nuevo acuerdo, la gestión de la tienda oficial del club, la FCBotiga Megastore, así como el apartado de licencias, hasta ahora ambos en poder de Nike, que logró hacerse con ellos en un contrato firmado con el presidente por entonces Joan Gaspart y que gestiona desde entonces la entidad norteamericana.

En Nike no son del todos reticentes. De hecho, en tiempos de Joan Laporta como presidente, ya mostró predisposición para una explotación conjunta entre ambos, oferta que podría volver a recuperarse. De lo que no son partidarios en la firma norteamericana es de una cesión en todo un conjunto de medidas de manera unilateral. Es decir, en Nike estarían dispuestos a plantearse el asunto de la FCBotiga Megastore pero éste no podría ir unido igualmente a la pérdida de la explotación del comercio electrónico para que pasara a manos de Rakuten y, además, a una importante subida a nivel económico en cuanto a la aportación por la sponsorización técnica.

Los norteamericanos consideran que son muchas cesiones para continuar vistiendo a una de las principales entidades deportivas del mundo, cesiones que siempre llegan de la mano de Nike y nunca de la mano del FC Barcelona en la nueva relación a firmar, lo que ha llevado a muchos dentro del sector a pensar si el Barça no estará tensando demasiado la cuerda en la relación con Nike.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top