adidas adelanta el futuro con sus trabajadores-robots
  • La marca pondrá en marcha una fábrica de producción de zapatillas en el sur de Alemania que estará operativa ya en la primera mitada del año próximo operada fundamentalmente por robots con el objetivo de conseguir la automatización plena en el corto plazo para ahorrar costes laborales y acercar la producción de Asia a los mercados de distribución más importantes para la marca alemana




El futuro ya está aquí. Y en ese futuro, adidas ha adelantado el importante papel que en la industria en general van a jugar los robots, que se convertirán en piezas claves en el proceso productivo de cualquier compañía hasta desplazar casi por completo la presencia del ser humano dentro de las mismas.

adidas adelanta el futuro con sus trabajadores-robots



Giro radical en la estrategia de producción de la compañía alemana adidas, una de las más importantes del mundo, de cara al corto plazo. La compañía ha decidido que una de sus fábricas en Alemania opere principalmente con robots para que, a comienzos ya del año próximo, comience la producción de hasta 500 pares de zapatillas, en lo que es un claro intento de la compañía de reducir costes laborales y acelerar la entrega de sus productos a los clientes, uno de los grandes puntos débiles detectados por la firma en su intento de remontar posiciones dentro del mercado ante la pujanza de nuevas marcas dispuestas a plantarle cara.

Se produce así el proceso inverso al iniciado por las grandes firmas comerciales, entre las que se encuentra adidas, hace unos años con el traslado de casi toda su producción de Europa a Asia, lo que supuso en el caso concreto de la firma germana el tener más de 1 millón de trabajadores empleados en sus fábricas de China o Vietnam entre otros países.

Acercar la producción



Sin embargo, esos costes laborales más baratos tenía un precio: la disponibilidad de las prendas. El producir sus productos en una zona del planeta tan alejada de su casa matriz provocaba que la puesta a disposición de los mismos para el cliente final no fuera inmediata sino que entre su producción y su lanzamiento al mercado solían pasar un mínimo de dos-tres meses (o incluso más), periodo donde los gustos e intereses de los consumidores podían haber variado notablemente respecto al momento inicial de comienzo del proceso de fabricación.

Así, adidas quiere traer de vuelta su producción a una ubicación mucho más cerca de sus principales mercados, dando con ello cumplimiento con las demandas de los consumidores de entregar más rápidamente sus nuevos modelos y, de paso, contrarrestar la subida de salarios y costes de envío en Asia.

La planta encargada de llevar a cabo este nuevo intento de revolucionar la industria está ubicada al sur de Alemania, en Ansbach, cerca de la sede central de adidas en Bavaria, y lleva por es conocida como la nueva Speedfactory (fábrica rápida). De este modo, en la primera mitad de 2016 comenzará a funcionar una industria donde la producción de zapatillas deportivas será confeccionada por robots, una iniciativa que según adidas tendrá un enorme volumen de producción en el corto plazo hasta el punto de plantear en la firma la necesidad de creación de una red global de plantas similares. Y aunque inicialmente el ser humano seguirá teniendo presencia en esta planta, su labor se reservará a estar presente en las pruebas durante la fase piloto, puesto que su objetivo es avanzar hacia la automatización plena.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top